Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconActualidad
line break icon

Venezuela: ¿Por qué el Santísimo recorre las calles en medio de la pandemia?

EUCHARIST

@guardiancatolic

Ramón Antonio Pérez - Aleteia Venezuela - publicado el 04/04/20

Venezuela es el único país consagrado al Santísimo Sacramento. La Iglesia quiere estar cerca de la gente confinada por la pandemia del coronavirus, llevándoles esperanzas con las “Misas en casa” a través de las redes sociales y recorriendo las calles con Jesús Sacramentado

“¡Despertaron a los curas! Ahora, sus celebraciones han llegado a cientos de personas y a todo el mundo. ¡El templo está vacío, pero la iglesia está despierta!”, dice el religioso franciscano Ángel Cacheda Lamas, en reflexiones difundidas desde El Tigre (estado Anzoátegui), intentando dar respuesta al dinamismo de calle emprendidos por muchos sacerdotes en medio de la pandemia del Covid-19 que también se vive Venezuela.

Fray Ángel, quien ha sido superior de los franciscanos y ahora está radicado en Cagua (estado Aragua), lanza varias preguntas que motivan a conocer las razones de estos sacerdotes para seguir trabajando a pesar del momento, doloroso y lleno de incertidumbres: “¿Se tomaron unas vacaciones? ¡No! ¿Se fueron a dormir? ¡No! ¿Un sabático? Absolutamente, ¡No! Pues entonces, ¿qué hicieron?”, pregunta el franciscano.

Han invadido las redes sociales celebrando misas, exponiendo el Santísimo, compartiendo Laudes, vísperas y completas con su pueblo. Rezan el rosario, meditan el Vía Crucis y hasta la coronilla de la Divina Misericordia. Y como si fuera poco, también celebran distintos triduos”, expresa él mismo, a modo de respuesta.

EUCHARIST
@ccsvamosamisa

Venezuela consagrada al Santísimo Sacramento

Pudiera decirse que estas iniciativas implementadas a los largo de las últimas tres semanas para llevarle esperanza y mostrar su cercanía a la gente, son la continuidad del trabajo que han venido haciendo, aunque en circunstancias “normales”, desde sus diferentes realidades. Porque la Iglesia siempre ha estado acompañando a los venezolanos, ayudándoles a sortear la dura realidad socio política experimentada desde hace poco más de cuatro lustros.

A ese panorama se suma la pandemia del Covid-19, una variante del coronavirus que desde finales del año 2019 toca las cimientes de poder en el mundo, consiguiendo a Venezuela, con un sistema sanitario devastado y sin rumbo. Aquí, solo la fe en Dios parece vislumbrar un camino de esperanza en medio de la incertidumbre reinante. Así lo entiende la Iglesia.

Por eso se hace pertinente reflexionar en ese camino de esperanza: “¿Qué ha pasado?” – No es fácil saberlo sin recurrir al hecho espiritual para encontrar las razones de lo que está pasando con los sacerdotes en Venezuela. Pero con la llegada de la pandemia, la iglesia venezolana asumió nuevas estrategias pastorales para darle respuestas a una feligresía que se quedaba sin misas y, posiblemente, sin la Semana Santa, igual que el mundo entero.

Desde el 19 de marzo, con la Jornada Nacional de Oración, convocada por la Conferencia Episcopal Venezolana, han variado muchos aspectos tradicionalmente vinculados al periodo cuaresmal; no obstante, la Iglesia enfatiza el trabajo que históricamente ha hecho en las comunidades: motivar la Fe, la Esperanza y la Caridad entre las personas.

demás, Venezuela es el único país del mundo consagrado al Santísimo Sacramento, hecho ocurrido el 2 de julio de 1899 por parte del presbítero Juan Bautista Castro quien más tarde se convirtió en el 8º arzobispo de Caracas.Por eso, sus sacerdotes buscan en Jesús Sacramentado el auxilio necesario ante esta calamidad que se presenta con signos catastróficos. Hasta ahora las cifras no se presentan en Venezuela como en otros países.

Con esa fe, muchos sacerdotes salieron y están saliendo de los templos para recorrer las calles de los caseríos, poblados y grandes ciudades, mostrando la misericordia de un Jesús que se hizo hombre y padeció por la redención de la humanidad. Los sacerdotes saben que con el Santísimo Sacramento están llevando esperanza; además, dejan ver el rostro de un Dios misericordioso en medio de esta pandemia. Contradictoriamente, la lógica de un mundo que desprecia a Dios, ahora lo necesita y lo busca para refugiarse en él.




Te puede interesar:
¿Sabes cuál es el único país consagrado al Santísimo Sacramento?

Misa en casa y curas en la calle

A la par de estas experiencias de “iglesia en salida”, celebran ceremonias de carácter privado (misas) que son transmitidas por los medios tradicionales (radio y televisión) y las redes sociales. “Desde ahora no tenemos misas para el público pero los Sacerdotes sí pueden celebrar Misa en privado por la salud de todos”, dijo a mediados de marzo el cardenal Baltazar Porras Cardozo. Él mismo invitó a seguir la Santa Misa desde los hogares a través de esos instrumentos. “Los espero todos los días para orar juntos por Venezuela en la Santa Misa. Hora 11am, por mi cuenta en Instagram”, expresó el 23 de marzo.

En la diócesis de San Cristóbal comenzaron a impartir la bendición con el Santísimo Sacramento a los fieles que permanecen en sus hogares. Monseñor Mario Moronta, salió a la vía pública luego de impartir la bendición desde la Catedral de San Cristóbal. “Realizó una breve procesión hasta el Viaducto Viejo para desde allí bendecir hacia los cuatro puntos cardinales”, dijo para Aleteia el padre Johan Pacheco.

¡Las campanas suenan desde los templos como signo de la comunión en la oración y la presencia de Dios en medio de su pueblo!”, indicó Pacheco. Algo nunca visto.

Experiencias similares se están viviendo en otras localidades venezolanas, con gran eco en las redes sociales y en portales electrónicos. Los prelados, responsables de las diócesis y arquidiócesis, dieron “luz verde” a sus sacerdotes para que las iniciativas fluyan.

De esta manera -la Iglesia venezolana afianzada en Jesús Sacramento, el centro de la fe cristiana- se adapta a un mundo necesitado de apoyo, orientación y acompañamiento, en medio de un confinamiento que no se sabe cuándo terminará, pero que ha permitido reunir a familias como “las verdaderas iglesias domésticas” que nunca dejaron de ser.




Te puede interesar:
¿Cómo vive un párroco de Venezuela la cuarentena del coronavirus?  

Tags:
casacoronavirusvenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.