Aleteia

Coronavirus: El drama de 150 personas varadas en una frontera latinoamericana

BOLIVIAN
defensoria.gob.bo
Comparte

Los efectos colaterales de los cierres de frontera se agravan en determinadas circunstancias, tal como sucede en este momento en un paso entre Bolivia y Chile

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

No es un campamento de refugiados y tampoco se trata de ciudadanos venezolanos tratando de salir del país, imagen más que repetida en los últimos años en América Latina. Es un campamento instalado en Huara, localidad chilena fronteriza con Bolivia.

En ese lugar permanece un grupo de bolivianos –en base a cifras estatales unos 150, aunque las cifras varían en diversos reportes- que están esperando poder regresar al país tras la resolución de cerrar las fronteras tras el avance de la pandemia del coronavirus.

Según crónicas de medios locales como El Deber, hasta ahora han pasado ochos días de angustia y llenos de agotamiento en medio de un sol insoportable durante el día y temperaturas bajo cero en las noches por tratarse de una zona desértica.

Es en medio de estas condiciones complejas en cuanto a lo climático que estas familias están esperando poder regresar a sus tierras, algo que por lo pronto deberá esperar algunos días más.

Por otro lado, también se ha constatado que la difícil situación se acrecienta por la presencia de mujeres embarazadas y menores de edad. Pero también surgen otras realidades relatadas a través de familiares.

 

 

«Ella está sola allá (en Huara). Me dijo que tiene pocos recursos y que ya no le alcanzaba para comer, menos para un alojamiento. Eso era el martes. Hoy debe estar peor. Lo peor es que el clima afecta mucho en esa región. Por el día hace mucho calor, más de 20 grados (centígrados) y por la noche puede bajar a cero grados (centígrados)», expresa a El Deber un familiar.

De momento, trascendió, la alimentación de estas personas se hace a través del Ejército chileno y con la colaboración de la Organización Mundial para las Migraciones.

En tanto, desde la Cancillería boliviana se ha anunciado contactos con este organismo internacional, además de ayudar de manera particular a las mujeres embarazadas y niños, quienes fueron instalados en alojamientos.

 

 

Por otro lado, se indicó que se está trabajando para poder en unos días instalara en la localidad boliviana fronteriza de Prisiga un espacio adecuado para que estas personas aún en Chile puedan hacer cuarentena con las medidas de protección adecuadas.

Mientras tanto, estas familias deberán seguir esperando a que el calvario finalice y pronto puedan volver a su país.

El covid-se expande en América Latina 

En Bolivia, de momento se han reportado más de 130 casos de coronavirus y 9 fallecidos. En América Latina la pandemia sigue avanzando y se ha intensificado en la última semana, tal cual ha manifestado la propia Organización Panamericana de la Salud (OPS), siendo Brasil, Chile y Ecuador los países con mayores dificultades a esta hora.

 

 

 

También te puede interesar: Ideas para orar en tiempos de coronavirus 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.