Aleteia

Reza desde tu casa ante la tumba de Juan Pablo II por el fin de la pandemia

© GERARD JULIEN / AFP
Comparte

La Iglesia italiana invita a rezar el rosario y al final pedir la intercesión de JPII para que acabe el coronavirus. Aquí te mostramos cómo rezar a distancia y en recuerdo del 15º aniversario de la muerte de Karol Wojtyla

Han pasado 15 años desde que murió Karol Wojtyla. La Basílica de San Pedro está vacía. El confinamiento por coronavirus impide que peregrinos y fieles puedan rezar ante la tumba de San Juan Pablo II.

La Iglesia italiana ha invitado a todos los fieles del mundo a rezar el rosario este jueves 02 de abril, a las 21 hora de Roma, y al final del rezo mariano, pedir la intercesión de San Juan Pablo para que Dios termine con la pandemia de coronavirus.

Papa Wojtyla murió después de una larga enfermedad y su testimonio inspira hoy a muchos pacientes y familias que enfrentan el dolor.

La tumba de san Juan Pablo II es el lugar de peregrinaje dentro del Vaticano más representativo y buscado por los fieles y los peregrinos provenientes de los cinco continentes. Sin embargo, debido al confinamiento por el Covid-19, hoy la tumba está más sola que nunca.

Antes del aislamiento preventivo por la pandemia, se calcula que un promedio de 18.000 fieles cada día rezaban ante la tumba de Karol Józef Wojtyła, ubicada en la Basílica de San Pedro, exactamente en la Capilla de San Sebastián desde hace varios años.

Pero, hoy, la oración puede romper distancias y la tecnología facilita la piedad popular en estos tiempos de tempestad.

La última morada del cuerpo del santo puede ser observada en tiempo real a través de una webcam. En los tiempos de guerra al virus, creyentes que no pueden venir a Roma pueden unirse en oración por Internet. Cada 2 minutos la imagen viene actualizada.

 

«Jesús nos acompaña y nunca decepciona…En estos días difíciles que estamos viviendo, les animo a confiar en la Divina Misericordia y en la intercesión de San Juan Pablo II, en esta víspera del 15 aniversario de su muerte…”, afirmó el papa Francisco después de la audiencia general del 1 de abril, en un saludo a los fieles de habla polaca que siguieron el evento a través de la transmisión en vivo.

El pontífice polaco falleció a las 9:37 pm hora de Roma, el 2 de abril de 2005, que fue ese año la víspera del Domingo de la Divina Misericordia, una fiesta que él mismo había instituido.

Asimismo, el cardenal Angelo Comastri, vicario del Papa para la Ciudad del Vaticano, dijo a Vatican News que el testimonio de San Juan Pablo II puede acompañar a quienes enfrentan en estos momentos duras pruebas, incluso de fe:

«San Juan Pablo II fue un creyente, un creyente convencido, un creyente coherente y la fe iluminó el camino de su vida, incluso en el momento del dolor».

Tras su beatificación, la tumba de Juan Pablo II fue trasladada el 2 mayo de 2011 desde la cripta de San Pedro hasta la mencionada Capilla que está en la Nave Central de la Basílica.

Desde la entrada, es la segunda capilla a la derecha, entre la que acoge a la “Piedad”, de Miguel Ángel, y la Capilla del Santísimo. El silencio reina hoy más que nunca.

El secretario del pontífice polaco, Stanislaw Dziwisz, fue quien presidió el traslado del féretro a un lugar visible y accesible luego de que pasaran seis años de la muerte del entonces beato.

El lugar de peregrinación es reconocible por una losa de mármol con la inscripción “IOANNES PAVLVS PP. II“. Las tumbas de Juan XIII y Pío X también se encuentran en otras zonas adyacentes dentro de la Basílica.

Aquí el link de la webcam para observar la tumba del santo.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.