¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Primer cardenal positivo de Covid-19, vicario del Papa Francisco 

KARDYNAŁ ANGELO DE DONATIS
AFP/EAST NEWS
Comparte

El vicario general de la diócesis de Roma, el cardenal Angelo de Donatis fue hospitalizado y se encuentra en aislamiento: “Me encomiendo al Señor. Comparto los sufrimientos de tantos hermanos”.

El cardenal Angelo De Donatis, es el primer alto jerarca de la Iglesia Católica contagiado por Covid-19, hasta la fecha, y uno de los colaboradores más cercanos del papa Francisco por ser su vicario general en la diócesis de Roma. Por tanto, la recuperación de De Donatis es un tema de preocupación personal para el Pontífice. 

¡Me confío al Señor y al sustento de las oraciones de todos ustedes, queridos fieles de la Iglesia de Roma! Vivo este momento como una ocasión que la Providencia me da para compartir los sufrimientos de tantos hermanos y hermanas. ¡Ofrezco mi oración por ellos, por toda la comunidad!”, declaró De Donatis a través de un comunicado, luego de conocer el éxito positivo del test.

El cardenal de 66 años, ha estado en primera línea enfrentando la pandemia, pues el Sucesor de Pedro le responsabilizó para actuar en su nombre en este difícil momento y llevar alivio espiritual al pueblo desorientado y conforto a las familias más pobres. 

POPE FRANCIS Piazza di spagna
VATICAN MEDIA / AFP

De Donatis tuvo que enfrentarse a uno de los momentos más complicados, cuando el Gobierno italiano decretó las primeras restricciones para contener el contagio y se le pidió cerrar lugares de agregación (468/20- 12 de marzo), algo que impedía la presencia de fieles en parroquias y templos, en general.

Al inicio siguió al pie de la letra las indicaciones del gobierno italiano, pero posteriormente el vicario de Roma, con el consenso de Francisco, estableció la apertura de las iglesias parroquiales para la oración individual y para acompañar en la emergencia al ‘pueblo de Dios’, según el discernimiento de cada situación y riesgo.

ANGELO DE DONATIS
Antoine Mekary | ALETEIA

Una medida para respetar la visión del Papa de una Iglesia ‘hospital de campaña’ que no cierra nunca sus puertas, especialmente en los peores momentos de la vida de las personas, y cuando la crisis espiritual y económica pesa en la vida de tantas familias y sacude, en general, a una ciudad que vive de además de turismo y donde las empresas están damnificadas.

La iglesia romana comunicó anoche que De Donatis tiene fiebre, “pero su estado general es bueno, y ha comenzado una terapia antiviral”. Por eso, también los colaboradores del alto prelado se encuentran en auto-aislamiento preventivo. 

En las últimas semanas, el Papa tuvo solo contacto telefónico con De Donatis, así que el Vaticano no ha tenido que dar información respecto a una posible alarma de contagio para el también Obispo de Roma, para quien se aplican medidas preventivas desde hace semanas y recibe pocas personas en audiencia. 

Precisamente, este lunes, el Papa recibió en audiencia privada al primer ministro italiano, Giuseppe Conte, para hablar de la crisis que vive el país, el primero en contagios en Europa, con 100.000 pacientes, pero con una baja de infectados en los últimos dos días. 

Hasta la fecha, en el Vaticano ha habido seis casos positivos de coronavirus registrados. El sábado la oficina de prensa de la Santa Sede informó que otro sacerdote, esta vez, colaborador de la Secretaria de Estado, residente en casa de Santa Marta, había dado positivo al test de Covid-19. La persona ya está en cura en un hospital romano. 

Las autoridades vaticanas también aseguraron que se habían efectuado 170 pruebas de coronavirus al personal dentro de los muros leoninos para descartar nuevos contagios y peligros para el papa Francisco o sus colaboradores.

Todos los test dieron negativos, incluso los de la Domus, donde reside el Papa. Además de mantener alta las medidas se seguridad, así como el saneamiento de espacios, el cierre de oficinas y dicasterios y potenciar el tele-trabajo y la colaboración a distancia de los empleados vaticanos.

Según la Organización Mundial de la Salud, al 30 de marzo, en el mundo hay más de 693 mil casos de coronavirus, con más de 33 mil fallecidos. En el caso de Italia hay más de 10.700 muertos.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.