¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Orden religiosa paga las facturas de hotel para personas sin hogar en Chicago

HOMELESS
Comparte

El instituto religioso Clérigos de San Viator ha donado más de 60.000 dólares para ayudar a proteger a quienes no tienen lugar donde aislarse

Ciudades de todo el mundo están empleando el espacio libre de los hoteles para ayudar a alojar a quienes no tienen un hogar donde poder aislarse.

Ahora, Chicago (Estados Unidos) se une a esta iniciativa, ya que una orden religiosa ha ofrecido 63.000 dólares para financiar el alojamiento de personas sintecho durante tres semanas.

Perry West, de Catholic News Agency, informa de que Clérigos de San Viator se ha asociado con la agencia sin ánimo de lucro Journeys: The Road Home para dar cobijo a más de 90 personas que carecen de residencia.

En Chicago, donde se contabilizan más de 1.800 casos del nuevo virus, esta iniciativa aborda una preocupación urgente en la población de personas sin hogar.

El padre Daniel Hall, superior provincial de los Clérigos de San Viator, elogió los esfuerzos de los trabajadores de Journeys, declarando que sin sus valiosos recursos humanos, la donación monetaria de los Clérigos no habría servido de mucho. Instó a todas las almas caritativas a participar en esta misión:

“Espero que se unan a nosotros en este compromiso de cuidar a nuestras hermanas y hermanos más vulnerables durante esta crisis”.

Las personas que viven en la calle están en mucho mayor riesgo de infección, ya que no disponen de cuartos privados donde poder confinarse o pasar una cuarentena.

Para mayor desesperación, muchas de las instalaciones que atendían a los necesitados han cerrado, ya que la mayoría de sus trabajadores son ancianos y también tienen gran riesgo de contraer el virus.

Suzanne Ploger, directora de desarrollo de Journeys, contó a West:

“Si no tienes una casa donde refugiarte, ¿dónde se supone que debes estar? Por ello afrontamos las dificultades ideando maneras para brindar los mejores servicios que mantengan a salvo a nuestros clientes, así como también a nuestro personal y a nuestros voluntarios”.

A continuación, Ploger señaló que su organización dispone de unas 100 personas a las que atienden regularmente y que tienen prioridad, pero el número podría incrementarse en las próximas semanas.

Cada persona emplazada en una habitación de hotel podrá permanecer durante tres semanas con la financiación actual, pero esperan que esta duración aumente.

La organización también suministra comida a los huéspedes del hotel, en vez de pagar las tarifas del hotel para las comidas. Esto requiere preparativos y empaquetados de comidas en su almacén de alimentos, además de repartos diarios al hotel.

Sin embargo, Journeys no piensa detenerse aquí, ya que tienen intención de mantener otros servicios, como su ropero de ropa, servicio de correos y gestión de emergencias, con capacidades limitadas.


 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.