¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Colombia: Guerrilla del ELN se compromete a cese temporal de hostilidades

ELN
Comparte

La crisis actual que vive el mundo motivó a la guerrilla del ELN a suspender sus acciones violentas unilateralmente, lo que ha sido recibido por los colombianos como un signo de esperanza

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

En medio de la difícil coyuntura mundial, dos anuncios abrieron la posibilidad de que se reanuden los diálogos de paz entre el gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque, y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).

De un lado, el gobierno anunció que los exjefes guerrilleros de esta organización Felipe Torres y Francisco Galán participarán como gestores de paz y facilitadores de unas conversaciones suspendidas hace más de un año cuando el ELN activó un carrobomba que mató a más de una veintena de cadetes de Policía en Bogotá.

Por otra parte, el ELN informó que desde este primero de abril cesarán sus acciones unilateralmente y durante un mes, debido a la pandemia mundial generada por el coronavirus.

Los dos anuncios fueron recibidos con optimismo por algunos sectores de la sociedad y con un contenido esperanzador para la reanudación de las negociaciones. El analista político Luis Eduardo Celis dijo en su cuenta de Twitter que el cese unilateral de sus acciones armadas por parte del ELN “es un buen gesto” y “una oportunidad para construir un camino de diálogo y negociaciones”.

 

 

Por su parte, la Conferencia Episcopal Colombiana, que desde hace varios años ha propiciado acercamientos entre los diferentes gobiernos y esta guerrilla, señaló en un comunicado que los obispos colombianos reciben el anuncio “como una esperanza de alivio para el pueblo colombiano, especialmente para quienes sufren con mayor rigor las consecuencias del conflicto armado”.

“Nos unimos al llamado urgente que hizo el Papa Francisco y al apelo del Secretario General de las Naciones Unidas, manifestando que la emergencia sanitaria y social actual exige detener la dinámica de la violencia, para favorecer la ayuda humanitaria y la atención a quienes se encuentran en más graves condiciones de vulnerabilidad”, dice la Conferencia Episcopal en su comunicado.

 

 

Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz del gobierno colombiano, declaró a distintos medios que el cese de fuego unilateral debe ser permanente y no solo de un mes y aseguró que los exguerrilleros Torres y Galán tendrán como tarea ayudar a la construcción de estrategias para consolidar la paz, para lo cual se les dará un estatus especial y se suspenderán las acciones legales que se adelantan contra ellos.

Las negociaciones entre el gobierno y la guerrilla del ELN que se adelantaban en La Habana, Cuba, se suspendieron en enero del 2019 luego del atentado terrorista contra la Escuela General Santander, en la que se forman los oficiales de la Policía colombiana. En ese momento el gobierno también se opuso al regreso de los negociadores del ELN al país.

Ante la ruptura definitiva de diálogos, el ELN arreció sus acciones violentas e incrementó el secuestro de civiles en distintas regiones del país. Entre las zonas más afectadas por la violencia de este grupo guerrillero están los departamento del Chocó y Norte de Santander, cuyos obispos manifestaron a Aleteia su esperanza y alivio para una población afectada por muchos males.

 

Una decisión esperada

Para monseñor Juan Carlos Barreto, obispo de Quibdó (Chocó) esta decisión no debería ser solo por un mes, “es lo mínimo que pueden hacer los grupos armados en este momento, así corresponderían a lo que ha pedido el papa Francisco de detener la guerra en el mundo como una acción humanitaria en este contexto”.

Monseñor Barreto aseguró que en el Chocó, desde que se cerró la puerta del diálogo con el ELN “se han aumentado todas las violencias y en lugar de que haya habido un control territorial por parte del Estado han crecido tanto este como otros grupos armados”.

También hablamos con monseñor Omar Sánchez, obispo de Tibú, al oriente del país y otra de las zonas que sufren por la violencia, quien dijo que esta es una noticia esperada porque es necesario ponerse en sintonía con el contexto mundial y alinearse con una coyuntura muy humana ante la amenaza a la que nos enfrentamos (el coronavirus), en la cual “los pobres están siendo sujetos de nuestra preocupación, esta parálisis que los encasilla en sus casas no les va a permitir ganar el pan diario. Tenemos, en primer lugar, una crisis de seguridad alimentaria en nuestros territorios y además está la amenaza de este virus mundial”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.