Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 24 noviembre |
San Andrés Dung-Lac y 116 compañeros, mártires
home iconEspiritualidad
line break icon

Comunicar la fe en días del coronavirus: 10 lecciones

CHRISTMAS

Shutterstock | tashulia

Juan Narbona - publicado el 29/03/20

Internet se convierte en una verdadera ayuda para la vida cristiana

La crisis del coronavirus ha provocado una reacción social, informativa y sanitaria sin precedentes. Estamos descubriendo nuevas formas de relacionarnos, de llevar a cabo tareas ordinarias, de vivir una normalidad diferente. La vida cristiana también ha tenido que adaptarse a las difíciles circunstancias. 

Muchas de las experiencias vividas en estos días cambiarán para siempre la forma en que vivimos nuestra fe. Por lo tanto, ahora, en pleno cambio, es bueno pararse a reflexionar: ¿cómo vivimos la fe cristiana en los días del coronavirus? En particular, ¿cómo nos están ayudando las redes? 

Estas son 10 posibilidades que nos ofrece internet:

1Redescubrir el sentido de comunidad:

Al estar obligados a relacionarnos online, estamos descubriendo que pertenecemos a una gran comunidad. Compartimos con gusto a través de WhatsApp oraciones contra la epidemia, expresamos nuestro dolor por los enfermos, nos reunimos alrededor de los obispos, buscamos la guía y el aliento de Papa Francisco, ofrecemos consuelo a los afectados por el virus o a los que sufren de soledad, etc. Las dificultades cuestan menos cuando sentimos, gracias a internet, la presencia de los demás.

2Ayudar a rezar:

 A través de los canales sociales, están surgiendo un gran número de iniciativas para invitar a fieles y pastores a orar: adoración del Santísimo Sacramento por videoconferencia, rosarios online, bendiciones desde helicópteros, misas en streaming y muchas otras ofertas que ayudan a mantener viva la fe.

3Ofrecer una visión sobrenatural de las dificultades:

No pocas personas viven con ansiedad estas semanas, sobre todo a causa de la sobrecarga de noticias negativas que reciben los que están constantemente expuestos a los medios de comunicación. Psicólogos, sacerdotes y otros especialistas ofrecen su ayuda online para dar una lectura sobrenatural y esperanzadora del futuro, ayudando así a reducir la ansiedad y el pesimismo.

4Mostrar modos concretos de vivir la caridad:

 Las redes nos informan de cómo el comedor de Cáritas sigue alimentando a los vagabundos, sabemos de monjas que hacen mascarillas, de vecinos que llevan comida a los ancianos, de jóvenes que se organizan para ayudar a los discapacitados, de quienes llaman a familiares o conocidos que pueden sufrir la soledad… En circunstancias especiales, descubrimos que hace falta un poco de creatividad para servir a los demás, e internet nos está mostrando formas ingeniosas para poner a los demás en el centro de nuestra vida.

5Informar sobre medidas pastorales particulares:

Confinados en el hogar, las indicaciones para evitar el contagio plantean a los fieles muchas preguntas sobre la vida sacramental y otras áreas. Normalmente, son situaciones ya previstas por la Iglesia, pero resultan tan excepcionales que deben ser recordadas: ¿Tengo que ir a misa? ¿Cómo se confiesa cada uno por su cuenta? ¿Cómo se celebrará la Semana Santa? 

6Profundizar en la doctrina cristiana:

Las medidas particulares mencionadas anteriormente son una ocasión para refrescar algunas verdades de fe: la presencia de Cristo en la Eucaristía, la diferencia entre el deber de santificar las fiestas y el precepto dominical, el origen histórico del rosario, el valor de la presencia física en los sacramentos, la verdad de la Comunión de los Santos, etc. Hay muchos cursos online que ayudan estos días a entender mejor la fe.

7Aumentar el sentido cívico de los cristianos:

Muchos pastores han recordado a los fieles que los cristianos pertenecemos a la sociedad civil y que los llamamientos de los políticos y otras autoridades a la responsabilidad personal son un grave deber para todos. Debemos ser ciudadanos ejemplares. En estas circunstancias, quedarse en casa, seguir los protocolos de higiene y mantener la calma en el supermercado o la farmacia pueden ser formas heroicas de vivir la caridad.

8Resaltar las vocaciones que son un servicio directo:

Una película se promocionaba con esta frase: «Los héroes son gente ordinaria que hacen cosas extraordinarias en circunstancias extraordinarias». Pues eso: las redes sociales se han llenado de testimonios de sacerdotes, médicos, policías, periodistas, empleados de supermercados y otros profesionales que arriesgan su salud para servir a los demás. La abnegación, el sacrificio y la caridad están demostrando ser valores esenciales para la supervivencia de una sociedad.

9Resaltar las vocaciones que son un servicio directo:

Apreciar la liturgia: Al no poder asistir a los sacramentos (matrimonios, unción de enfermos, confesiones, bautismos, etc.) y a otros actos (adoración, procesiones, catequesis, peregrinaciones, etc.), estamos descubriendo el valor de las celebraciones litúrgicas y de las celebraciones comunitarias. Descubrimos que lo digital tiene también sus límites.

10Alentar la lucha cristiana personal:

Finalmente, hay circulando por internet muchas sugerencias para que este momento nos acerque a Dios. Tener paciencia en la vida familiar, organizar actividades conjuntas para conocer mejor a los demás, hacerse un horario o recortar momentos para la oración son algunas de las sugerencias que nos ayudan para que este momento difícil nos ayude a crecer.

Tags:
comunicacioncoronavirusfe
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
VIRGIN OF MERCY
Philip Kosloski
Ponte bajo el manto de la Virgen María con es...
HANDSOME,MAN,DRIVING
Philip Kosloski
10 pequeñas oraciones para cuando pasas frent...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.