Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa
home iconEstilo de vida
line break icon

Encerrada en casa, con virus y sin "corona"

María del Castillo - publicado el 26/03/20

¿Qué siento ante lo que me está pasando?

“Ya son más de 15 días los que llevo aislada. Se me hace duro verme así, dependiente, con fiebre, sin moverme de la cama, sin ganas de nada. Siempre he sido deportista, he tenido una vida social muy intensa y un trabajo en el que me he sentido muy realizada. Y ahora… nada, ni deporte, ni amigos, ni trabajo”.

Este es uno de los muchos testimonios, en este caso, se trata de una de mis pacientes, se llama Sara, tiene 32 años y dio positivo en la prueba de coronavirus. Esta semana tuvimos una sesión de terapia online y me expresaba con cierto temor la posibilidad de que esta situación perdurase en el tiempo. Esa idea le creaba mucha ansiedad y frustración, además de dejarle sin fuerzas ni motivación para intentar ver la cara buena de todo esto.

Quizás tú también te encuentres en una situación parecida y sientas que nada volverá a ser como antes o que te va a costar salir de esto. Puede parecer que todo son pérdidas y una sola “corona” te ha costado todas las otras que tenías.

Has perdido la “corona” del prestigio en el trabajo, la salud, tu economía ha bajado, se han reducido tu autonomía y libertad. Sin embargo, ya sabemos que toda situación puede ser vista desde perspectivas distintas.

No te voy a negar que de entrada todos lo pensamos: enfermar mientras ves en los informativos que fallecen cada día más personas, es duro y produce desesperación. Pero… ¿qué puedo conocer de mí en este tipo de circunstancias?

Tomar el control

En psicología hablamos de tomar el control. Si echamos balones fuera y le damos al coronavirus el poder de nuestras emociones, pensamientos y actos, dejamos de hacernos responsables de lo que sí está en nuestras manos. Es importante conectar con lo que sentimos y desde ahí ver qué necesitamos y actuar.

Existen 3 preguntas que puedes hacerte para tomar las riendas de esta situación y no culpar al coronavirus de todo lo que te pasa:

  1. ¿Qué siento ante lo que me está pasando? Haz introspección y pon nombre a las emociones que experimentas. No las juzgues: no son buenas ni malas. Solo nómbralas. Hacer esto te dará pistas de lo que necesitas.
  2. ¿Qué estoy necesitando? Puede que solo necesites descansar del móvil, sin la obligación de contestar a todo el que te pregunta cómo estás. 
  3. ¿Qué puedo hacer que sea constructivo? En esto, cada enfermo es único. Lo que es tarea común de todos es evitar bombardearte con pensamientos catastrofistas. Repetirte mensajes positivos te ayudará a sentirte mejor, aquellos que hagan referencia al agradecimiento por los cuidados que estás recibiendo, ya sea en tu domicilio o en el hospital.

Se trata de un tiempo para cuidarte de otra manera. Probablemente antes te faltaban horas del día para ordenar tus pensamientos o hacer todo lo que querías y ahora, paradójicamente, teniendo todo el tiempo del mundo te ahogas sin saber qué hacer.

El cuerpo es sabio y te irá pidiendo lo que necesitas para recuperarte. La clave está en no exigirte más de lo que puedes dar, y no culparte por no llegar a lo que idealmente te gustaría. Respeta tus ritmos y pide a las personas de tu entorno lo que necesites. Sobre todo, recuérdate que tu valor no depende de la salud.


HEALTHY

Te puede interesar:
12 formas de fortalecer nuestras defensas


prayING

Te puede interesar:
El confinamiento, una oportunidad para reactivar tu vida de oración


QUARANTINE

Te puede interesar:
Cómo tu carácter te condiciona ante el coronavirus

Tags:
coronavirus
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.