Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 28 noviembre |
Santa Catalina Labouré
home iconEspiritualidad
line break icon

Covid-19: El Papa reza por religiosas que arriesgan sus vidas

NUN

Fair use

La Hermana Juanita junto a su madre al salir de un centro médico

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 25/03/20

Francisco habla del misterio de la Encarnación en su homilía en el día de la Anunciación

Francisco rezó este miércoles, 25 de marzo de 2020, por todas las religiosas que cuidan de los enfermos “arriesgando sus vidas y dando sus vidas” especialmente en este período de la pandemia de coronavirus.

El Papa recordó también a las hermanas vicentinas que dirigen un dispensario para los pobres en el Vaticano, al inicio de la misa matutina en su residencia privada, Casa Santa Marta, vía streaming live para acompañar a las personas en cuarentena.

Francisco ha suspendido los actos con los fieles debido a la pandemia de Covid-19, que en Italia ya ha causado alrededor de 54.000 infectados y 6.820 muertos, especialmente en el norte del país.

Por esta razón, este miércoles, además de celebrar la audiencia general desde el Palacio Apostólico sin la presencia de fieles, realizará una oración al mediodía para rezar el Padrenuestro, retransmitida por la tv, la radio e internet.


POPE FRANCIS

Te puede interesar:
Únete al Papa y reza el Padre Nuestro junto a los cristianos del mundo, este 25 de marzo

Por el momento en el Estado de la Ciudad del Vaticano se han detectado cuatros casos positivos de coronavirus, que fueron aislados por 14 días y están en recuperación en hospitales italianos o en sus casas.

También han sido clausurados distintos espacios del Vaticano como la Basílica y la plaza de San Pedro, y se han suspendido las visitas ad Limina de los obispos.

La Santa Sede ha establecido que las actividades de dicasterios y entes no se suspendan del todo para garantizar los servicios esenciales a la Iglesia universal y a la misión del Papa, pero con una reducción del personal en las oficinas y la práctica del teletrabajo.

En su homilía, en el día de la Asunción del Señor, habló del Misterio de la Encarnación al releer el Evangelio según San Lucas (1,26-38) propuesto por esta solemnidad:

El evangelista Lucas sólo pudo saber esto por el relato de la Virgen. Escuchando a Lucas, hemos oído a Nuestra Señora contar este misterio. Estamos ante al misterio. Quizás lo mejor que podemos hacer ahora es releer este pasaje, pensando que fue Virgen quien nos lo contó.

[youtube=https://www.youtube.com/watch?v=pn7peJOrPEg&w=560&h=315]

“El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María.El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo”.Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo. Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido.Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su reino no tendrá fin”.María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?”. El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios.Y he aquí que Isabel, tu pariente, en su vejez también concibió un hijo, y este es el sexto mes para ella, que fue llamado estéril: nada es imposible para Dios. Entonces María dijo: «He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra». Y el ángel se alejó de ella”.

“Este es el misterio”, dijo el Papa.

Francisco terminó la celebración con la adoración y la bendición eucarística, invitando a hacer la comunión espiritual. A continuación, la oración recitada por el Papa para ello:

Creo, Jesús mío, que estás realmente presente en el Santísimo Sacramento del altar. Te amo sobre todas las cosas y deseo ardientemente recibirte dentro de mi alma, pero no pudiendo hacerlo sacramentalmente, ven al menos espiritualmente a mi corazón. Quédate conmigo y no permitas que me separe de ti.

Tags:
coronavirusencasahomiliapapa franciscopobrezareligiosas
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
APOKALIPSA
Vatican Media
El Papa: Está acabando una civilización que s...
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
TRINIDAD Y TOBAGO
Ramón Antonio Pérez
¿Por qué Trinidad y Tobago “echa al mar” a 16...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.