Recibe Aleteia gratis directamente por email
¡Alimenta tu espíritu! ¡Recibe las noticias de Aleteia cada día!
¡Inscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Sin cruzar la puerta de cristal, estas niñas pudieron visitar a sus bisabuelos

Reprodução Redes Sociais
Comparte

Su madre no quería que los ancianos dejaran de ver a las pequeñas, con quienes meriendan todas las semanas

El diario británico Daily Mail divulgó la conmovedora imagen de los bisabuelos Theresa y Ray Cossey, ambos de 81 años y vecinos de Norfolk, en el estado norteamericano de Virginia, recibiendo una inusitada visita de su nieta Vickie y de las bisnietas Florence, de 3 años, y Edith, de 1. Las niñas junto a su madre fueron hasta la casa de los bisabuelos para verles a través del vidrio de la puerta principal, pues el contacto físico está prohibido en Estados Unidos a causa de la pandemia del coronavirus.

Ray y Theresa están en el grupo de riesgo por su edad, pero también porque Theresa tiene cáncer de mama y padece de Parkinson. El matrimonio tiene dos hijos, seis nietos y ocho bisnietos.

Vickie vistió a las niñas con ropas impermeables y las llevó a visitar a Ray y Theresa, comunicándose por el celular y separados por la puerta de cristal. Para la joven, la situación fue “triste” porque “era como verles en un acuario”.

A pesar de ello, ella no quería que sus pequeñas dejaran de verles, acostumbradas como están a merendar con ellos una vez por semana. Ray declaró que la visita fue “muy especial” y que se quedó “muy feliz y emocionado”.

Vickie, su marido Edd y sus hijas también cumplen con la recomendación de las autoridades de su país. En  aquellos momentos en Estados Unidos no se había decretado el confinamiento de la población, por eso, madre e hijas pudieron desplazarse para hacer una visita rápida, sin contacto físico, aunque sí visual.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.