Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Papa Francisco: Yo también he tenido crisis de fe, nadie se salva de ellas

Comparte

El Papa cuenta a la televisión española cómo vive el confinamiento por Coronavirus, y se preocupa por los despidos de trabajadores y las familias de los infectados

“He tenido mis crisis de fe y las he resuelto por la gracia de Dios. Pero nadie se salva del camino común de la gente, que es el mejor camino, el más seguro, el concreto. Y eso nos hace bien a todos”, dijo el papa Francisco al periodista español Jordi Évole de la Sexta.com, sobre la crisis actual por la pandemia del coronavirus en Italia, España y el Mundo. 

En la entrevista por videollamada, el periodista español preguntó al Pontífice si ante una situación tan dramática como esta ha tenido crisis de fe. El Papa afirma a que, aunque en este momento no, en su vida sí recuerda haber tenido sus “dudas de fe”. 

Precisamente, el Papa ha pedido a los fieles: fe, perseverancia y coraje, en estos días en que es necesario rezar más. “Con fe en que el Señor puede intervenir, con perseverancia y con coraje. El Señor nos hace esperar, se toma su tiempo, pero no nos decepciona”, predicó en la pequeña Capilla de Santa Marta. 

Este domingo, Évole entrevistó al Papa en el programa especial sobre la crisis del coronavirus. Francisco, por videollamada, explicó cómo está viviendo la situación de confinamiento desde El Vaticano y reflexionó sobre las consecuencias que está provocando la pandemia. El programa se estrenó a las 21:25 horas en laSexta y en todo el mundo a través de Antena 3 Internacional y ATRES player PREMIUM.

Roma está desierta, el Papa lo percibe, pero confía en Dios y en la humanidad, manifestando su admiración por la labor de los médicos y el personal sanitario, así que sigue trabajando normalmente, se levanta muy temprano (4:30 am) para celebrar la misa y predicar su homilía matutina, asegura que su agenda sigue a buen ritmo: recibe personas en audiencia en grupos muy reducidos para cuidarse y cuidar de las personas.

Por ejemplo, el Papa debido a la situación mundial ha cancelado su viaje apostólico a Malta, hasta nueva fecha, en acuerdo con las autoridades civiles y eclesiales que le esperaban el 31 de mayo de 2020.

Dolor de las familias 

Francisco no elude el dolor que le suscita la perdida que viven tantas familias. Los fallecidos aumentan día a día por coronavirus. El Papa asegura su cercanía para esos parientes, pero no gasta palabras vanas: “Hoy en día es importante, el lenguaje de los gestos que de las palabras. Evidentemente hay que decir algo”. Pero, insistió que el gesto y la cercanía son más concretos ante el dolor y la ausencia de los seres queridos. 

Además, el Obispo de Roma subrayó que tiene esperanza en que la crisis por coronavirus“enseñe” a los “pueblos para revisar sus vidas”: “Vamos a salir mejores. Menos, por supuesto”. 

Confía en que las personas descubran y valoren aún más las relaciones en familia. En estos momentos difíciles, el Papa dijo estar preocupado por la “soledad”: “Nos hemos acostumbrado a terciarizar la convivencia”.

Pobres

En medio de la pandemia que golpeó a la humanidad, el papa Francisco lanzó un mensaje para redescubrir y sanar el dolor de los sin techo, las mujeres maltratadas o víctima de trata o de los refugiados. 

“Creo que está saliendo un drama subterráneo en nuestras sociedades… A veces son sociedades hipócritas o sociedades inconscientes: Este submundo”, dijo el Papa que recordó a Fiódor Dostoievski para evidenciar las historias de “todo un mundo de humanidad” que emergen de la crónica.  

Luego contó una anécdota sobre una cercanía inédita que nace entre las personas en medio de la pandemia: “Un policía se acerco a un hombre con buena intensión y le dijo: ‘Señor, Vaya a su casa, porque no puede estar por la calle. Y este hombre le respondió: ‘No tengo casa. Vivo en la calle’.  

“Empezamos a estar cercanos a aquellos que conocemos por concepto”, el Papa se refirió a los sin techo, los desamparados, las mujeres víctimas de trata. “Nos acercamos a personas que tienen una esperanza muy pequeña y no tienen donde apoyarse…Muy triste, pero a la vez, nos damos cuenta que existen”. 

Empresas que despiden empleados 

Jordi Évole comentó al Papa la situación de las empresas que están despidiendo personal en plena pandemia. De hecho, este lunes, antes de la homilía en Casa Santa Marta, Francisco rezó por las familias en crisis económica y sin la posibilidad de trabajar para llevar el pan diario a la mesa. 

El Pontífice afirmó que “las soluciones concretas las tiene que buscar cada uno en cada situación, pero ciertamente, ‘el sálvese quien pueda no es solución’”, sostuvo. 

En este sentido, el Papa pide solidaridad también en el ámbito empresarial y laboral: “Una empresa que despide para salvarse no es una solución. En este momento más que despedir, hay que acoger y hacer sentir que hay una sociedad solidaria. Son los grandes gestos que hacen falta ahora”.

Évole lleva el caso al Papa del ejecutivo de una multinacional que le diría: ‘Usted no sabe las penurias que vamos a pasar con la baja de la producción’. Francisco respondió: “Si, puede ser que no las sepa, pero sé las penurias que va a pasar el empleado, la empleada, el obrero, la obrera que usted va a despedir”. 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.