Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 04 diciembre |
San Juan Damasceno
home iconActualidad
line break icon

Aparece muerta después de su secuestro la madre de un sacerdote en Turquía

TURKEY,CHRISTMAS

Mustafa Ozer | AFP

Agencia Fides - publicado el 23/03/20

Se teme por la vida del padre, del que no se tienen noticias desde que ambos desaparecieron en enero

El cuerpo sin vida de Şimoni Diril, madre del sacerdote caldeo Remzi Diril, fue encontrado en una torrentera cerca del pueblo turco de Kovankaya, setenta días después del rapto, por parte de unos desconocidos, de la anciana y de su marido Hormuz, aún en paradero desconocido.

El anciano matrimonio cristiano fue raptado el pasado 11 de enero en su pueblo de Kovankaya, en la provincia turca suroriental de Şirnak.

La desaparición de los ancianos había suscitado gran preocupación en las comunidades cristianas locales, en gran parte formadas por refugiados huidos de Irak y Siria. Ahora, comparten el triste presagio de que también su marido Hormuz comparta el trágico destino de su esposa.


ISTANBUL

Te puede interesar:
Turquía: «Los cristianos están perdiendo todos sus bienes»

El hijo de ambos es el sacerdote caldeo Remzi Diril, conocido también como padre Adday, actualmente reside en Estambul y es responsable del cuidado pastoral de los miles de cristianos caldeos refugiados en Turquía, a la espera de obtener un visado para emigrar a Europa, América u Oceanía.

Según cuentan algunos testigos, la autoría del secuestro se atribuye a un grupo de hombres no identificados, que según fuentes periodísticas no contrastadas, podrían pertenecer al Partido de los Trabajadores del Kurdistan (PKK). Su hijo, el padre Adday, llegó el día después a Kovankaya para visitar a sus padres y encontró la casa vacía.

En los días siguientes, fuerzas especiales turcas, apoyadas por perros y sirviéndose de drones, realizaron una intensa búsqueda de los cónyuges desaparecidos alrededor del monte Kato, sin encontrar huellas.

El pueblo de Kovankaya, históricamente habitado por cristianos asirios y caldeos, fue incendiado y forzosamente evacuado en 1994, durante el conflicto entre el ejército turco y milicianos del PKK. Tras huir de la Anatolia suroriental, la familia de Hormuz y Şimoni se había trasladado a Estambul. Habían vuelto a residir en el pueblo en 2015.

El artículo procede de la edición italiana de la Agenzia Fides

Tags:
cristianos perseguidoslibertad religiosaturquia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.