Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Sus 5 hijos con Síndrome de Down le dan la fuerza para vencer el cáncer

Leah Spring (Redes Sociais)
Comparte

Tras dar a luz a “un ángel” con Down decidió adoptar otros 4. Hoy llenan sus días de alegría

Es muy frecuente que los desafíos de educar a un hijo con Síndrome de Down aterroricen a los padres, y muchos en esta situación escogen el aborto en lugar de la vida. Este miedo nace en general de la ignorancia, del miedo ante lo desconocido, porque muchas familias a quienes se les anuncia el nacimiento de niños Síndrome de Down nunca han conocido de cerca a ninguna persona con este tipo de discapacidad (Y tal vez nunca la conocerán si los países siguen haciendo legal la eliminación eugenésica a través del aborto de los niños con alguna patología grave o discapacidad que pueda detectarse durante el embarazo). Es un círculo vicioso.

La historia de Leah Spring y su marido Dean Ellingson, sin embargo, es radicalmente diferente.

Leah dio a luz a una niña con Síndrome de Down, y tras darse cuenta que tenía a “un ángel” en casa decidió junto a su marido adoptar a otros cuatro niños, todos con un cromosoma de más. Y fueron estos hijos quienes le dieron la fuerza para luchar contra un tumor en el pecho y superarlo.

Mira cómo transcurre la vida de esta familia:

En aquella casa amarilla en la cima de una colina de Eagan, Leah corta el pan mientras los hijos preparan las tarjetas de felicitación para el Día de la Madre.

“Escribes así: ‘Mamá, te quiero mucho”, dice Angela, de 18 años, a Axel, de 14 años. Y: ‘Mamá, me gustas’. ‘Eres mi mamá favorita’. ‘Tú eres la que mejor organiza las cosas’. Escribe: ‘Mejor cocinera’. Y ‘Mejor reina del mundo’.

Cuando la mejor reina del mundo está lista para servir la cena, su asistente Dean Ellingson, conocido también como ‘papá’, llama a Abe, de 12 años, y a Audrey y Asher, de 10.

Hay quien mira a esta familia y ve a cinco niños con Síndrome de Down.

Leah no.

“Yo veo solo niños”.

Jean Pieri | Jean Pieri

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.