Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 01 agosto |
San Alfonso María de Ligorio
home iconEspiritualidad
line break icon

Coronavirus, el Papa: Creatividad, encontrar los verdaderos afectos

©PopeFrancis/SANTAMARTA/CORONAVIRUS

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 16/03/20

Francisco en la homilía invita a descubrir a Dios en las cosas sencillas y evitar las apariencias y el espectáculo

El papa Francisco rezó para que las relaciones familiares crezcan con creatividad y también por las familias en cuarentena por el coronavirus. Fue en la misa en la Casa Santa Marta en el Vaticano el 16 de marzo de 2020.

Seguimos rezando por los enfermos, pienso en las familias encerradas, los niños no van a la escuela, a lo mejor los padres no pueden salir, algunos están en cuarentena,… Que el Señor les ayude a descubrir nuevas formas de convivencia, nuevas expresiones de amor”.

El Papa aseguró que “es una ocasión nueva para encontrar los verdaderos afectos, la creatividad en las familias; rezamos por la familia, para que las relaciones de familia, en estos momentos, florezcan siempre en el bien”.

El 15 de marzo de 2020, el papa Francisco salió del Vaticano y caminó por una Roma desierta en peregrinación a Santa María la Mayor y a la iglesia de San Marcello al Corso para visitar a un crucifijo milagroso que salvó la Ciudad Eterna de una plaga en el siglo XVI.


pope rome street

Te puede interesar:
El papa Francisco sale a la calle en plena crisis de coronavirus

En efecto, el mundo necesita oración, los enfermos y los fallecidos aumentan día a día.

Sencillez de Dios

Francisco predicó hoy sobre la indignación de aquellos que no entienden la simplicidad de Dios. Personas que caen en el desdén, una actitud de los “orgullosos”,y que denota “pobreza de espíritu”: “los orgullosos que viven sólo con la ilusión de ser más de lo que son”.

Así, recordó «el escándalo fariseo«: me escandalizo por cosas que “son la simplicidad de Dios. “Y siempre la indignación te lleva a la violencia; tanto la violencia física como la violencia de la palabra, que mata como la violencia física”, afirmó.




Te puede interesar:
Los 5 tips de un fariseo moderno

Enojo e indignación

En la homilía, el Papa meditó sobre el Segundo Libro de los Reyes (5,1-1 5a) cuando Naamán, un hombre prestigioso, fue limpiado por Dios de una grave enfermedad en la piel.

Y también habló del Evangelio según san Lucas (4-24-30) en el que Jesús avisa que ningún profeta es querido en su propiatierra, “una actitud humana y no de buen espíritu: el enojo, la indignación”.

Luego se refirió a la gente de Nazaret a la que le gustaba cómo hablaba Jesús, pero no lo aceptaban y decían:

“Pero este ¿en qué universidad se graduó? Este es hijo de María y José, este era un carpintero, ¿qué nos quiere decir?El pueblo se enojó, se indignó. Este desdén los llevó a la violencia”.

“Y ese Jesús que admiraban al inicio de su predicación es empujado fuera de la ciudad, hasta un lugar escarpado de la colina, con intención despeñarlo”, recordó Francisco.

“También Naamán, un hombre bueno, pero cuando el profeta (Eliseo) le manda bañarse siete veces en el Jordán, queda muy irritado. ¿Pero, cómo así?».

El enojo de Naamán

Entonces, Francisco cita las palabras de Naamán:

“Yo me había imaginado que saldría él(Eliseo) personalmente, se pondría de pie e invocaría el nombre del Señor, su Dios; luego pasaría su mano sobre la parte afectada y curaría al enfermo de la piel. ¿Acaso los ríos de Damasco, el Abaná y el Parpar, no valen más que todas las aguas de Israel? ¿No podía yo bañarme en ellos y quedar limpio?». Y dando media vuelta, se fue muy enojado…con desdén”.

“Pero, ¿qué hay en el fondo de esta gente buena que la lleva a esta actitud de desdén?”, preguntó el Papa. “Y en Nazaret peor: la violencia».

«Tanto la gente de la sinagoga de Nazaret como la de Naamán pensaban que Dios sólo se manifestaba en lo extraordinario, en las cosas fuera de lo ordinario; que Dios no podía actuar en las cosas ordinarias de la vida, en la simplicidad. Despreciaban lo simple. Despreciaban, despreciaban las cosas simples», añadió Francisco.

Dios en la sencillez de lo cotidiano 

«Y nuestro Dios nos hace entender que siempre actúa con sencillez: en la sencillez, en la casa de Nazaret, en la sencillez del trabajo cotidiano, en la sencillez de la oración… Las cosas sencillas».

«En cambio, el espíritu mundano nos lleva hacia la vanidad, hacia las apariencias y ambos terminan en la violencia: Naamán fue muy educado, pero le cierra la puerta en la cara al profeta y se va. La violencia, un acto de violencia».

«La gente en la sinagoga comenzó a calentarse, a calentarse, y tomaron la decisión de matar a Jesús, pero inconscientemente, y lo arrojaron al suelo. La indignación es una fea tentación que lleva a la violencia».

La ira de quien no respeta la cuarentena

Me mostraron, hace unos días, en un teléfono celular, un videoclip de la puerta de un edificio que estaba en cuarentena. Había una persona, un joven, que quería irse. Y el guardia le dijo que no podía. Y le dio un puñetazo, con desdén, con desprecio: «¿Quién eres tú, ‘negro’, para impedirme que me vaya?».

El desdén es la actitud de los orgullosos, pero los pobres orgullosos, los orgullosos con una fea pobreza de espíritu, los orgullosos que viven sólo con la ilusión de ser más de lo que son.

Es una clase espiritual, gente que está indignada: de hecho, muchas veces estas personas necesitan estar indignadas, estar indignadas para sentirse como personas.

La indignación te lleva a la violencia

Esto también nos puede pasar a nosotros: «el escándalo fariseo«, lo llaman los teólogos. Me escandalizo sobre cosas que son la simplicidad de Dios, la simplicidad de los pobres, la simplicidad de los cristianos como, para decir: «Pero esto no es Dios. No, no. Nuestro Dios es más culto, es más sabio, es más importante. Dios no puede actuar con esta simplicidad«.

«Y siempre la indignación te lleva a la violencia; tanto la violencia física como la violencia de la palabra, que mata como la violencia física».

«Pensemos en estos dos pasos: la indignación del pueblo en la sinagoga de Nazaret y la indignación de Naamán, porque no entendieron la simplicidad de nuestro Dios», concluyó.

Tags:
coronavirusdiospapa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
6
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
7
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.