Aleteia

¿Hay que ir a misa en tiempos de coronavirus?

MASS CORONAVIRUS
TATJANA SPLICHAL | DRUŽINA
Comparte

Algunas herramientas para tomar una buena decisión

El riesgo de contagiar o contagiarse del coronavirus Covid-19 plantea  a muchas personas la pregunta sobre si quedarse en casa y no ir a la iglesia para celebrar la misa con la comunidad.

Muchas misas públicas se han suspendido e incluso se han cerrado iglesias como medida para frenar el contagio en los países más afectados.

En otros lugares, las medidas no son tan extremas: las iglesias siguen abiertas, pero se dispensa a los fieles del precepto del domingo, y cada uno decide en conciencia si acude o no.

Muchos sacerdotes y comunidades de todo el mundo están emitiendo en directo misas para que las personas puedan conectarse desde su casa y seguirla en streaming. Y siguen disponibles para el contacto directo en caso oportuno.

MSZA ONLINE
Pascal Deloche / Godong

Cada persona está llamada a discernir en cada caso concreto lo que debe hacer, siguiendo las indicaciones de su conciencia y de la autoridad -el pastor o el propio obispo-, a través de las cuales Dios suele hablar.

¿Ir a misa o no? Pues puede depender de la situación de la propia localidad, de las recomendaciones de las autoridades, del tamaño del templo y de la comunidad que asiste a la celebración, de si se pertenece o se está en contacto con personas pertenecientes a un grupo de riesgo, de la experiencia de otros lugares donde la enfermedad está más extendida,…

Pero en términos generales, el precepto -obligación- de asistir a misa los domingos existe en situaciones normales, y en estos momentos está claro que el mundo no vive condiciones ordinarias.

MASS
Miguel MEDINA | AFP

La decisión debe estar guiada también por el amor. Si crees que puedes ser foco de contagio o no estás seguro de tu estado de salud, lo correcto es permanecer en casa.

Si decides en conciencia acudir a las celebraciones, sí debes tener en cuenta, siempre por caridad a los demás, cumplir con las normas de higiene básicas, en el momento de la paz y el de la comunión, y también con la distancia de seguridad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.