¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Coronavirus, oración del papa Francisco a María: “Líbranos de todo peligro”

Comparte

La Organización Mundial de la Salud declaró que el coronavirus se ha convertido en una pandemia

Bajo tu amparo nos acogemos, santa Madre de Dios”, así el papa Francisco ha rezado a la Virgen María para que libre a Italia y el mundo de la pandemia del coronavirus. Lo hizo a través de un video-mensaje trasmitido este miércoles 11 de marzo de 2020.


La oración de Francisco fue publicada esta noche con motivo de una misa celebrada sin fieles, en el Santuario de la Virgen del Divino Amor, ubicado a 30 kilómetros de la Ciudad del Vaticano, promovida por el Vicario del Papa en Roma, el cardenal Angelo De Donatis, en el marco de una Jornada de Oración y de Ayuno de Cuaresma y para pedir por los pacientes de coronavirus y del personal médico y sanitario  que lo asiste. 

En los momentos más difíciles, en los momentos más dramáticos, los hijos vuelven a la madre. “No deseches las oraciones que te dirigimos, en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!”, rezó Francisco delante a la imagen de la Virgen del Divino Amor con el niño en brazos. 

El vídeo fue grabado en la Biblioteca del Palacio Apostólico del Vaticano, lugar donde Francisco está celebrando el ángelus y la audiencia general del miércoles, retransmitidos en streaming-live para respetar el decreto del gobierno que prohibe las reuniones de multitudes en lugares públicos o abiertos hasta el próximo 3 de abril de 2020 o a nuevo orden. 

La Iglesia en Italia, para respetar las medidas de prevención de la ‘zona roja’ de contagio declarada para todo el país y que involucra a casi 16 millones de italianos, ha decidido de suspender la liturgia comunitaria, misas feriales y festivas, funerales, etc. 

La Organización Mundial de la Salud declaró hoy que el coronavirus se ha convertido en una pandemia, esto después de que el número de casos fuera de China se haya multiplicado por 13 en dos semana y en ese periodo los países afectados se hayan triplicado. 

El coronavirus ha infectado a más de 120.000 personas en el mundo, en 116 países, de las cuales unas 4.200 han muerto. Italia es el epicentro de la epidemia en Europa, con 12.462 pacientes, 1045 personas curadas y 827 muertos. 

La conmovedora oración del papa Francisco a la Madre de Dios recuerda el gesto con el que Pío XII, el 11 de junio de 1944, en la iglesia de San Ignacio, pidió a la Virgen del Divino Amor la protección y la salvación durante la retirada de las tropas nazis.

Que esta Roma con su dura experiencia de tantas desgracias tenga luz y fuerza para una mejor vida personal, familiar, colectiva, y, a tu merced, vuelva como ejemplo al pueblo de la verdadera civilización cristiana por la fe, vivida en obras de justicia y amor humilde“, invocó el Papa Pacelli.

La oración de Francisco a la Virgen María: 

 

Oh María,

tu resplandeces siempre en nuestro camino

como signo de salvación y de esperanza

Confiamos en ti, Salud de los enfermos,

que junto a la cruz

te asociaste al dolor de Jesús,

manteniendo firme tu fe

Tú, salvación del pueblo romano 

sabes lo que necesitamos 

y estamos seguros de que proveerás

para que, como en Caná de Galilea

pueda volver la alegría y la fiesta

después de este momento de prueba

Ayúdanos, Madre del Divino Amor,

a conformarnos a la voluntad del Padre

y hacer lo que nos diga Jesús

que ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos

y se ha cargado con nuestros dolores

para llevarnos, a través de la cruz

a la alegría de la resurrección. Amén.

Bajo tu amparo nos acogemos,

santa Madre de Dios;

no deseches las oraciones

que te dirigimos

en nuestras necesidades,

antes bien

líbranos de todo peligro,

¡oh Virgen gloriosa y bendita!

¡Amén!

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.