Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 30 noviembre |
San Andrés
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Andrea Jaeger, la tenista que dejó la raqueta para seguir a Dios

ANDREA JAEGER

JOEL ROBINE | AFP

Sandra Ferrer - publicado el 08/03/20

La conmovedora historia de una joven promesa del tenis que abandonó el circuito profesional para dedicarse a los demás y convertirse en religiosa

Andrea Jaeger estaba llamada a convertirse en una de las grandes figuras del tenis femenino. Martina Navrátilová fue su gran rival en la pista y podría haber llegado tan alto como ella. Pero el destino le deparaba una vida muy distinta.

Andrea Jaeger nació el 4 de junio de 1965 en Illinois. Desde muy pequeña demostró tener grandes dotes para la raqueta y pronto se convirtió en una de las jóvenes promesas del tenis en los Estados Unidos.

Sus largas y rubias coletas se hicieron habituales en las pistas de todo el mundo.

ANDREA JAEGER
Facebook-Andrea Jaeger-(Fair use)

Con tan solo catorce años, Andrea Jaeger se convirtió en una profesional y en poco tiempo acumuló varios títulos, llegando a ser la número dos del mundo.

Grandes competiciones como Roland Garrós, Wimbledon o la Masters Cup disfrutaron de la técnica y la fuerte personalidad de la joven promesa con un futuro prometedor en el mundo del deporte.

AFP

Por eso cuando en 1987, con tan solo veintidós años, dio a conocer su decisión de colgar la raqueta para siempre, los aficionados al tenis quedaron consternados. Podría haber llegado muy lejos pero tenía otros proyectos en su vida.

La decisión de Andrea fue en parte motivada por una fuerte lesión en el hombro. Lejos de hundirse, vio en aquel imprevisto una oportunidad para dedicarse a lo que realmente deseaba, ayudar a los demás.

Tras dejar las pistas de tenis, Andrea Jaeger se matriculó en la universidad para estudiar teología. Ella misma lo explicó en su libro Primer servicio: Siguiendo la llamada de Dios y encontrando una propuesta vital, publicado en 2004:

“Mientras deambulaba a través de los años con oraciones y búsquedas constantes, me di cuenta de que Dios estaba orquestando cada momento de mi propósito y llamada: proteger y ayudar a los niños.”

El dinero que había ganado como deportista supuso el punto de partida para un proyecto filantrópico, la Silver Lining Foundation, una organización de ayuda a los niños enfermos de cáncer.

ANDREA JAEGER
Facebook-Andrea Jaeger-(Fair use)

Muchos de sus antiguos compañeros en la pista de tenis se convirtieron en donantes destacados para las causas de Andrea, entre ellos Pete Sampras, Andre Agassi o John McEnroe. A este último le dedicó unas bonitas palabras de agradecimiento en su libro:

“Gracias por ser un luchador, un contribuyente, un amigo y una gran voz para que las personas donen y apoyen a la Silver Lining Foundation”.

Sin duda estas celebridades fueron importantes embajadores de las causas solidarias de su excompañera.

Además de su incansable labor de ayuda a los enfermos, Andrea maduró durante mucho tiempo sus sentimientos y su fe:

“La idea de Dios, envuelta en el misterio, evoca una multitud de opiniones y creencias. Para aquellos que buscan apasionadamente el corazón de Dios, la verdad es simple y fácil de descubrir: Dios existe. Siempre he sabido esto, y al escribir este libro descubrí cuán intrincadamente está entrelazada en la vida de creyentes y no creyentes por igual”.

ANDREA JAEGER
Facebook-Andrea Jaeger-(Fair use)

En todo ese tiempo se dedicó en cuerpo y alma a labores filantrópicas y nunca se casó.

ANDREA JAEGER
Facebook-Andrea Jaeger-(Fair use)

En 2006, cuando había superado los cuarenta, decidió dar un paso más en su vida y tomar los hábitos para convertirse en la hermana Andrea.

Cuatro años después, decidió regresar a la vida laica porque, como ella misma explicó en una entrevista a Aleteia Francia, “mi asociación para ayudar a niños enfermos me lleva mucho tiempo, es imposible conciliar las dos vidas. Ahora me levanto a las 5 de la mañana para orar, leer la Biblia, ir a la iglesia, pero ya no soy oficialmente una monja”.

En la actualidad, Andrea Jaeger dirige la The Little Start Foundation, una organización en la que ha invertido millones de dólares y grandes esfuerzos para cumplir con aquello que un día sintió que era su destino en la vida: ayudar a aquellos que más lo necesitaban.

ANDREA JAEGER
Facebook-Andrea Jaeger-(Fair use)

Su breve experiencia como tenista de élite le sirvió para alcanzar otro objetivo aún más grande: “Dios me estaba preparando, no para una gran victoria en la pista de tenis, sino para un propósito mayor”.




Te puede interesar:
​Dolores Hart, la mujer que prefirió a Dios antes que a Elvis

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.