Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 06 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconActualidad
line break icon

Rescatista salva a bebé abandonada, le da su leche y la encomienda a Dios

ELOISA HERRERA QUIJANO

Facebook-Eloísa Herrera Quijano

Jaime Septién - publicado el 05/03/20

No te pierdas este vídeo: La pequeñita está “sorprendentemente estable”

Cuando el equipo de rescatistas del Heroico Cuerpo de Bomberos de la Ciudad de México recibió la misión de ir a la alcaldía de Iztacalco para rescatar a una recién nacida atorada entre dos muros, todavía con vida, Eloísa Herrera supo que su condición de bombero y de madre podría ser doble ayuda para la criatura.

El equipo de rescatistas llegó a esta demarcación, al oriente de la capital del país, y encontró a una pequeñita que llevaba varias horas de haber nacido y que había sido arrojada a un escondrijo, entre dos muros de ladrillo, para dejarla morir. Eloísa hizo caso a su instinto materno, le dio el pecho a la bebé y le devolvió la vida.

“Su frecuencia cardiaca era muy baja, a pesar del soporte médico no alcanzaba a subir; mi experiencia me hizo creer que podía estar sufriendo una hipoglucemia neonatal y pensé ‘hay que darle alimento y el alimento ideal es la leche materna; yo estoy alimentando a mi bebé y lo que hice fue extraer mi leche para poder alimentar a la bebé y su frecuencia cardiaca subiera un poco y pues sí, resultó efectivo’”, comentó Eloísa al noticiario de Yuriria Sierra en la radiodifusora Imagen.

Es instinto, no aprendizaje de un libro

Antes de lactar a la niña, Eloísa, quien tiene 19 años de experiencia en rescates (tres de ellos en el Cuerpo de Bomberos capitalino), le preguntó a la doctora que acompañaba a la unidad si era viable hacerlo. Como la doctora dijo que sí, le dio el pecho aunque, según confesó a Imagen, nunca antes había hecho algo similar durante alguno de sus rescates.

“Eso no lo escribe ningún libro, ni nos lo enseña nadie; fue netamente el instinto maternal el ver a la bebé desprotegida, al verla pues que su situación era delicada”, dijo Eloísa, madre de cuatro hijos y conocedora de los efectos positivos de la lactancia materna.

De hecho, afirmó, éste fue el primer gesto materno hacia la bebé rescatada. “Es un lazo emocional muy fuerte, es el momento ahora sí que nos sincronizamos, inclusive científicamente se dice que llega un momento donde el bebé coordina o, digamos, empata su frecuencia cardiaca y respiratoria con la mamá durante la lactancia”, aseguró Eloísa.

Encomendada a Dios

Al ver que su frecuencia cardiaca era estable, la pequeñita fue entregada al cuidado hospitalarios por el Cuerpo de Bomberos. Sin embargo, ello no fue obstáculo para que Eloísa la encomendara a Dios: “Independientemente del lado médico también nos sale hasta el lado religioso, no pude evitar encomendársela a Dios, mi creencia, y con la esperanza de que todo saliera bien para ella y pudiera sobrevivir”, enfatizó.

Una parte curiosa del relato de Eloísa al noticiario de Imagen fue el del nombre que quisieran que llevara la pequeñita. Ella decía que Lucía (pues era el nombre que quería darle a su cuarto hijo, en caso de que fuera mujer) y sus compañeras de la ambulancia decían que debería llevar el nombre de alguna de ellas (Pamela, Daniela o la propia Eloísa).

“Pero la verdad no así que pensáramos un nombre para la pequeña, Angelita, la verdad es un ángel, es valiente esa niña”, dijo la rescatista.

Optimismo por su mejoría

La secretaria de Salud de la Ciudad de México, Oliva López Arellano, informó que la recién nacida se encuentra “sorprendentemente estable”. Según los resultados de la investigación, la bebé fue arrojada de una altura de tres metros en un inmueble, quedando atorada entre dos bardas de tabique, por lo que fue rescatada por cuerpos de emergencia.

“Está estable en el Pediátrico de Iztacalco, es una pequeñita recién nacida, la encontraron deshidratada con escoriaciones leves, hipotérmica, pero está bien y ni siquiera ha necesitado una unidad de cuidados intensivos neonatales, así que estamos muy optimistas por su mejoría”, sostuvo la secretaria López Arellano.

Tanto la leche materna de Eloísa como el haberla encomendado a Dios han realizado un pequeño grandísimo milagro. La temible Ciudad de México vio salir un nuevo sol, aunque momentáneo, en este acto de altruismo, amor y fe.

Tags:
lactancianiñorescate
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ary Waldir Ramos Díaz
Benedicto XVI: "El Señor me ha quitado la pal...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.