Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Lugares que no te puedes perder… si visitas Medjugorje

BLAGAJ TEKIJA
Shutterstock | leoks.jpg
Comparte

Bosnia y Herzegovina entre los caminos de fe a Medjugorje y paisajes inigualables

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El 24 de junio de 1981, seis niños croatas de entre 10 y 16 años anunciaron que la Virgen se les había aparecido en visión, presentándose como “Reina de la Paz”. A cada uno les fue comunicando una serie de mensajes que hasta hoy continúan produciéndose con una periodicidad diferente. Esto ocurrió en las colinas de un pequeño pueblo de la ex Yugoslavia, llamada Medjugorje.

Desde entonces Medjugorje, que se encuentra al suroeste de Herzegovina, a poca distancia de las fronteras del sur de Croacia, nunca más fue la misma, ya que desde hace casi 40 años los peregrinos se acercan casi a diario al lugar donde supuestamente se aparece la Virgen María y poder su mensaje.

¿Cómo es Medjugorje?

El pueblo de Medjugorje tiene apenas 4000 habitantes y prácticamente vive del turismo y de los peregrinos que se acercan para visitar los dos lugares más importantes de la ciudad: el monte Podbrdo, llamado “Colina de las apariciones” y el monte Križevac, llamado “Colina de la Cruz”, donde el 15 de marzo de 1934, en conmemoración de los 1900 años de la muerte de Jesús, los parroquianos construyeron una gran cruz de hormigón armado de 8,5 metros de altura.

Dos lugares de oración y procesión a lo largo de senderos de no muy fácil accesibilidad, con imágenes del  Via Crucis para poder seguirlo mientras se llega a la meta.

En la primera semana de agosto, desde 1989, se celebra un gran festival dedicado a los jóvenes que llegan de todas partes del mundo. Se trata del “Mladifest” y llega a congregar entre 50.000 y 80.000 jóvenes cada año.

Luego de haber visitado estos lugares de fe, dónde se puede participar a diferentes funciones religiosas, el peregrino puede visitar en un radio de 50 km, algunos lugares poco conocidos pero de extraordinaria belleza tanto natural como rica en tradiciones y costumbre, por ejemplo:

Mostar

Es la capital de Herzegovina, con su antiguo puente del siglo XVI sobre las aguas heladas de Neretva que une las dos partes de la ciudad, la parte occidental de Croacia y la oriental de Bosnia. Este puente es una obra maestra de la ingeniería otomana, fue destruido, junto con una gran parte de la ciudad (16 mezquitas de 17), durante la reciente guerra interétnica, y fue reconstruido con un trabajo minucioso de una manera casi perfecta.

Blagaj

Blagaj es un bonito pueblo entre Mejugorie y Mostar, donde se puede ver a lo alto los restos de una fortaleza panorámica del 1400, que alberga el Tekija, un monasterio derviche de madera que sobresale de modo sugerente de entre las rocas, y está rodeada por las aguas de la surgente del río Buna. A lo largo del camino de acceso hay una típica residencia noble otomana de 1700, con jardín, islote y molino.

El monasterio es considerado monumento nacional.

Pocitelj

Se encuentra al sur de Medjugorie, se encuentra dentro de un anfiteatro rocoso natural, y dominado desde lo alto por los restos de un antiguo castillo. Esta ciudad es otro ejemplo de sobrevivencia a la locura de la “limpieza étnica” de los años. Fue bombardeada y casi completamente demolida, que al día de hoy se encuentra completamente reconstruida para infundir un mínimo de esperanza en el mañana.

Las cascadas de Kravice

Se diría que es un ejemplo en miniatura de las cascadas más grandes y famosas de los lagos croatas de Plitvice, dónde su mayor caudal se puede disfrutar en los días de primavera y en verano deleitarse con un baño refrescante en la magnífica piscina a los pies de la cascada.

Hutovo Blato

Es una de las reservas avifaunísticas más importantes de Bosnia, lugar privilegiado para ornitólogos y amantes de la fotografía “safari”. Una belleza para admirar alrededor del lago Deransko entre flores de loto, anguilas y carpas, más las diez mil especies de pájaros entre halcones y faisanes, y las 250 especies migratorias.

Stolac

Ciudadela fortificada rica en monumentos otomanos del siglo XV, construida sobre un asentamiento romano. La cercana necrópolis medieval de Radimlja ofrece 133 lápidas, las más preciosas tumbas talladas de Herzegovina.

Otros lugares cercanos que también se pueden visitar son: Dubrovnik (Ragusa), sitio reconocido por la Unesco; Sarajevo, la capital montañosa de Bosnia y Herzegovina; y la hermosa Riviera Makarrska a solo 46 km de Medjugorje.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.