Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 febrero |
San Jerónimo Emiliani
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

Consejos para prevenir que a tu hijo se lo lleve un extraño

KIDNAPPING

Shutterstock | Tatiana Gordievskaia

Dolors Massot - publicado el 20/02/20

Sigue unas pautas que te ayudarán a no llevarte sobresaltos. Si tú estás alerta, harás crecer en una sana madurez a tu hijo sin sobreprotecciones ni miedos.

No se pierda esta Misa internacional para aquellos que necesitan sanación. Llevaremos sus intenciones al altar – sin coste. 

Haga click aquí

Es lógico que en los padres haya preocupación por la seguridad de los hijos. En los primeros años, porque son pequeñitos y su dependencia es muy alta: no sabrían volver a casa solos ni creemos que distinguen claramente de quién deben fiarse y de quién no.

Peligro de secuestro

Con los años, los hijos se mueven a nuevos espacios y se van desprendiendo de los padres, pero entonces asoma el peligro de un posible secuestro o de que alguien pueda hacerles daño.

En un gran número de países es preocupante la cantidad de delitos que se producen contra la infancia, desde los secuestros express hasta los abusos. Nadie, por desgracia, está completamente a salvo de las mafias internacionales que operan con el tráfico de órganos o la explotación infantil.

Prevención

¿Cómo estar prevenido para que tu hijo esté siempre seguro? A continuación tienes los consejos que te ayudarán a vivir sin miedo pero en alerta para que nada le ocurra. Puedes verlos en la galería fotográfica o bien leer el texto en la página siguiente:

Crea rutinas

El orden en el horario y en la agenda semanal ayudan a detectar cuándo se produce algo extraño.

Tu hijo debe saber qué hace en el día y con quién. En la medida de lo posible, vive una pauta con él: quién lo despierta y le ayuda en el aseo personal, quién lo llevará al colegio, quién lo recogerá, quién irá con él si va a jugar al parque o a la calle…

Es conveniente que sepa, por ejemplo, que los miércoles será el abuelo quien lo recoja.

Eso hará que esté alerta si un día aparece un extraño en lugar de la persona esperada.

No conviene «marear» al niño con muchas personas que cambian contínuamente. La estabilidad es importante.

Define las personas de su entorno familiar

Educa al niño para que sepa quiénes son las únicas personas de la familia y, de ellas, quién va a cuidar de él en determinado momento del día. Así, por ejemplo, solo ha de irse con los abuelos, papá y mamá y los tíos que vosotros designéis.

Si hay canguro o babysitter

Explica a tu hijo que esa persona no es de la familia pero se va a ocupar de determinadas tareas (concrétaselas). Dile en qué lugares encontrará a la babysitter, qué días y a qué horas. Dile que con ella solo debe ir a los sitios que tú has decidido (a una actividad extraescolaro o a ver un familiar, por ejemplo).

Antes de dejar el colegio cada día...

Debe despedirse de su profesor o profesora ( o la persona encargada en la escuela) y que ella vea con quién se marcha.

Conoce a los niños del aula de tu hijo y quiénes son sus padres y las personas de su confianza (desde hermanos mayores a vecinos o amigos). Quiénes los llevan al cole y quiénes los recogen. Chequea cómo es su grado de responsabilidad.

No debe hablar con extraños

Ten en cuenta las habilidades sociales de tus hijos. Sin frenar que las desarrollen, hazle ver que no debe entablar relación con personas que no conoce. Ni mucho menos acompañarlas, incluso en el caso de que algún otro amiguito quiera ir con esas personas.

Nunca debe subirse a un vehículo de extraños

Que no haga caso de quien le diga que va de tu parte.

Nunca debe aceptar regalos o dulces de un extraño (aunque esté cerca de la escuela).

Nunca pierdas de vista a tu hijo en el parque

Si vas al parque con él, dile dónde vas a estar para que tenga ese punto de referencia. Si cambias de lugar, avísale. No basta con que tú sepas desde dónde controlarlo a él sino que es importante que él sepa dónde estás.

Escoge lugares seguros y en los que el niño no quede fuera de tu vista en ningún momento.

Aclárale cuál es la zona de juegos y que no puede salir de ella (aunque se escape una pelota u ocurra algo en el exterior que le llame la atención).

Si hay grupo de niños y varios padres, haced turnos

Para vigilar a los niños con mayor tranquilidad, podéis organizar turnos entre padres que sean de confianza. Esto aplica al parque, la piscina o la playa, por ejemplo. Sin embargo, no olvides dos cosas: que tú eres el responsable del niño en última instancia, y que los niños son movidos por lo general y es difícil que un padre pueda ser el «vigilante» de todos.

Ante cualquier sospecha

Advierte a las autoridades locales si notas la presencia de un extraño cerca de la escuela, de casa o en el vecindario.

Lugares masificados

Ten especial cuidado en espacios con gran afluencia de público: centros comerciales, conciertos, fiestas, espectáculos… Avísale que no debe soltarse de tu mano.

Ten en cuenta la edad y la madurez de tu hijo.

No es lo mismo un niño de 5 años que uno de 10 ni uno de 13. Pero no todos los niños de la misma edad han adquirido la misma madurez. Sé realista acerca de lo que tu hijo puede comprender respecto a la seguridad personal.

No lo sobreprotejas.

Educa a tu hijo para que vaya madurando: explícale las cosas, dale argumentos a su medida. No se lo des «todo hecho», que sepa lo que tiene que hacer en cada momento pero sin aislarlo en una burbuja.

Coordinación.

Que solo se fíe de  su profesor o profesora del colegio y de vosotros (sus familiares y la canguro si hay).

No lo expongas en las redes sociales.

Protege la intimidad de los niños. Trata de evitar que aparezcan en tu perfil de las redes sociales o que puedan conocerse datos acerca de vuestra vida familiar.




Te puede interesar:
Arzobispo de Paquistán denuncia secuestros de adolescentes


VENEZUELAN

Te puede interesar:
Ola de secuestros por trata de personas entre Venezuela, las Antillas y Trinidad y Tobago




Te puede interesar:
Nueva variante del tráfico de seres humanos: el secuestro para extirparles órganos

Tags:
inseguridadniñossecuestroseguridad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...





Envía tu intención a la red de 550 monasterios


Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.