Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 28 septiembre |
San Vicente de Paúl
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: Dios nos pide un corazón abierto y compasivo

Shutterstock

Vatican News - publicado el 18/02/20

Homilía hoy en Casa Santa Marta

Falta el pan a los discípulos que subieron a la barca con Jesús y les entra la preocupación por la gestión de algo material: «Discutían entre sí – dice hoy el evangelio – porque no tenían pan».

Jesús, dándose cuenta de esto, les amonesta: «¿Por qué discuten de que no tenéis pan? ¿No entienden aún y no comprenden? ¿Tienen el corazón endurecido? ¿Tienen ojos y no ven, tienen orejas y no oyen? ¿No recuerdan, cuando partí los cinco panes para los cinco mil, cuántas cestas llenas de pedazos se llevaron?».

Donde falta la compasión hay idolatría e ideología

El Papa Francisco parte de esta escena del evangelio para explicar la diferencia entre un «corazón endurecido», como el de los discípulos, y un «corazón compasivo» como el del Señor, el que expresa su voluntad.

Y la voluntad del Señor es la compasión: “Misericordia quiero y no sacrificios”. Y un corazón sin compasión es un corazón idólatra, es un corazón autosuficiente, que sigue adelante sostenido por su egoísmo, que se hace fuerte solo con las ideologías.

Pensemos en los cuatro grupos ideológicos del tiempo de Jesús: los fariseos, los saduceos, los esenios, los zelotas. Cuatro grupos que tenían endurecido el corazón para llevar adelante un proyecto que no era el de Dios; no había sitio para el proyecto de Dios, no había sitio para la compasión.

Jesús es la bofetada a toda dureza de corazón

Pero existe una «medicina» contra la dureza del corazón y es la memoria. Por esto en el evangelio y en tantos pasajes de la Biblia que el Papa recorre vuelve como una especie de «estribillo»  el recuerdo del poder salvífico de la memoria, una «gracia» que pedir – dice Francisco – porque «mantiene el corazón abierto y fiel».

Cuando el corazón se endurece, cuando el corazón está duro, se olvida… Se olvida de la gracia de la salvación, se olvida de la gratuidad. El corazón duro lleva a las peleas, lleva a las guerras, lleva al egoísmo, lleva a la destrucción del hermano, porque no es compasión.

Y el mensaje de salvación más grande es que Dios ha tenido compasión de nosotros. Este estribillo del evangelio, cuando Jesús ve a una persona, una situación dolorosa: “tuvo compasión”. Jesús es la compasión del Padre; Jesús es la bofetada a toda dureza de corazón. 

Tener un corazón abierto

Pedir por tanto la gracia de tener un corazón «no ideologizado» y por tanto endurecido, sino «abierto y compasivo» frente a lo que sucede en el mundo porque – recuerda el Papa – por esto seremos juzgados el día del juicio, no por nuestras «ideas» o por nuestras «ideologías».

«Tuve hambre y me diste de comer, estaba prisionero y viniste a visitarme; estaba afligido y me consolaste» dice el evangelio, y «esta – subraya Francisco – es la compasión, esta es la no-dureza de corazón». Y la humildad, la memoria de nuestras raíces y de nuestra salvación, nos ayudarán a conservarlo así.

Cada uno de nosotros tiene algo que se ha endurecido en el corazón. Hagamos memoria, y que sea el Señor el que nos de un corazón recto y sincero – como hemos pedido en la oración colecta – donde vive el Señor. En los corazones duros no puede entrar el Señor; en los corazones ideológicos no puede entrar el Señor. El Señor entra solo en los corazones que son como su corazón: los corazones compasivos, los corazones que tienen compasión, los corazones abiertos. Que el Señor nos de esta gracia.

Tags:
papa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Claudio de Castro
El purgatorio y la misteriosa alarma de las 3 a.m.
2
Aleteia Brasil
La pareja que festejó su matrimonio dando de cenar a 160 personas...
3
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
4
lobo cordeiro fumaça
Gelsomino del Guercio
«El humo de Satanás entró en la Iglesia»: ¿qué quiso decir el Pap...
5
O Catequista
La polémica sobre el cuerpo incorrupto del Padre Pío
6
Jesús V. Picón
Sacerdote con COVID-19: No se puede vivir una enfermedad sin la E...
7
VIRGIN
Patricia Navas
Oración a la Virgen de la Merced para romper cadenas
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.