Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Hair Love: El amor hecho un peinado

HAIR LOVE
© 2019 Matthew A. Cherry Entertainment
Comparte

La ganadora del Oscar al mejor corto de animación “Hair Love”, es una pequeña joya fruto del personaje más inesperado, un afroamericano que iba para estrella del futbol americano y que terminó ganando un Oscar con una de las historias más minimalistas y hermosas jamás contadas

En circunstancias normales nunca habríamos oído hablar de Matthew A. Cherry. Lo normal es que su nombre hubiera estado asociado de por vida al fútbol americano, pero en 2007 y con tan solo veintisiete años, Cherry abandonó el deporte.

Ya había pasado su época dorada y de hecho la última temporada se la pasó al completo en el banquillo de los lesionados. No en vano, es evidente que Cherry no perdió el tiempo mientras fue deportista. Había hecho los contactos adecuados y nada más dejar los campos de fútbol consiguió hacer lo que deseaba en aquel momento, trabajar en el mundo del cine.

Dirigió dos películas que casi nadie ha visto, The Last Fall (2012) y 9 Rides (2016). Quienes las han visto aseguran que tienen su interés, aunque por lo visto también hay que esforzarse encontrarlo. Y esto siempre es regular.

Por lo demás jamás habríamos oído hablar del nombre de Matthew A. Cherry, un hombre que había empezado a curtirse en la dirección de series de televisión de las que nadie hemos oído hablar. Su trabajo más relevante hasta la fecha es que su nombre aparecía entre los créditos de los productores de Infiltrados en el KKKlan. Pero seamos honestos, nadie esperaba nada de Matthew A. Cherry.

Un día en cambio, se le ocurrió una idea para un corto de animación y se rodeo de los mejores. Busco a un animador de Pixar que le hiciera la cobertura y convenció a Frank Abney, animador de Frozen, Los increíbles 2, Coco o Toy Story 4 para que estampara su nombre entre los productores de su nueva y descabellada idea.

Se llamaba Hair Love y trataba sobre un hombre afroamericano que pone todo su empeño en dominar el asilvestrado pelo de su hija. Son solo seis minutos, pero ahí están condensados todo el amor y todo el sentimiento de una unión familiar.

A Cherry, además del director, autor del guion, le acompañan en la dirección Everett Downing Jr, otro habitual de los departamentos de animación de Pixar y Bruce W. Smith, otro experimentado en la profesión que ha saltado de Disney a Dreamworks y que ahora anda liado con el departamento animado de Warner Bros.

O, dicho de otro modo, Cherry no fue tonto. Sabía que, si el mejor medio para proponer su historia era la animación, tenía que rodearse de los mejores y si Abney, Downing y Smith no eran los mejores, la cosa debía de andar muy cerca.

El proyecto de Hair Love surgió como una iniciativa para Krickstarter una web en donde uno propone un proyecto y los visitantes interesados aportan dinero desinteresadamente. Hair Love aspiraba a reunir 75.000 dólares y terminó acumulando 300.000, la mayor cantidad conseguida jamás en apoyo a un cortometraje en la plataforma Krickstarter.

Y no es de extrañar, Hair Love es pura humildad, pura belleza. De hecho, la repercusión fue tal que el gigante de Sony Pictures se fijó en ella y decidieron distribuirla. Es como una película de Pixar pero sin Pixar y en Pixar todos sabemos muy bien cómo se las gastan ahí. Parecen tener un mapa cartografiado de nuestros sentimientos más hondos para apretarlos y provocarnos una reacción casi inmediata.

Un peinado, o la total ausencia del mismo, se revela un gesto de honestidad, belleza, valentía y unión familiar. La historia de una niña que quiere mostrar lo mejor de sí misma ante su madre que, muy al contrario, no se quiere mostrar tal cual es ahora, emerge como pura poesía emocional. Si no han llorado últimamente, vayan a ver Hair Love, no falla.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.