Recibe Aleteia gratis directamente por email
Cada día, noticias que dan esperanza: ¡recibe Aleteia por email!
¡Inscribete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

En Praga, Juan Nepomuceno te concede un deseo

PRAGUE
Shutterstock | ANADMAN BVBA
Comparte

Wenceslao IV enfureció, hizo torturar al santo y luego mandó a arrojar el cuerpo al río Moldava. En ese lugar hay una leyenda…

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El Puente Carlos es el monumento más importante en la bella ciudad de Praga. Con 500 metros de anchos y 10 de ancho, antiguamente tenía 4 carriles para el paso de los carruajes.

Fue creado para conectar de un lado al otro del río Moldava, la Ciudad Vieja de Praga con la Ciudad pequeña, recibe el nombre del Rey Carlos IV quien fue quien comisionó el puente en 1357. El puente fue también una conexión importante para el comercio entre la Europa Oriental y la Occidental.

No te puedes perder este lugar (Galería)

Este majestuoso puente está adornado por 30 estatuas de santos: San Ivo, San Wenceslao, Cristo entre los Santos Cosme y Damián, San Juan de Mata, San Félix de Valois y el beato Iván, San Vito, San Adalberto, San Felipe Benicio, Santa Lutgarda, San Cayetano, San Juan Nepomuceno, San Agustín, San Nicolás Tolentino, San Judas Tadeo, Santos Vicente Ferrer y Procopio, San Francisco de Asís con dos ángeles, San Antonio de Padua, Santa Ludmila, Santos Norberto, Wenceslao y Segismundo, San Francisco de Borja, San Juan Bautista, San Cristóbal, Santos Cirilo y Metodio, San Francisco Javier, Santa Ana, San José, Crucifixión, Pietà, Santas Bárbara, Margarita e Isabel, La Virgen, Santo Domingo de Guzmán y Santo Tomás de Aquino, La Virgen y San Bernardo.

Pero de todos estos santos el más importante del puente es Juan Nepomuceno, quien justamente murió allí en el río Moldava, siendo el primer mártir en morir por defender el secreto de confesión.

Era el confesor de la reina de Bohemia Sofía de Baviera esposa del celoso rey Wenceslao IV. Al rey se le ocurrió que el santo le debía contar todos los secretos de la reina para saber si cometía algo indebido en contra suyo, lo cual obviamente el santo se negó rotundamente. El rey enfurecido hizo torturar al santo y luego mandó a arrojar el cuerpo al río Moldava.

A los pocos días encontraron un cuerpo en el río, y según la leyenda, alrededor del cuerpo brillaban luces o estrellas indicando que era el cuerpo del santo. San Juan Nepomuceno es patrón de los confesores, inundados y los que sufren de calumnia.

En el puente hay una cruz con cinco estrellas que indica el lugar exacto donde fue arrojado Juan Nepomuceno al río. Desde hace años los turistas se acercan y apoyan la mano sobre esta cruz para pedir un deseo al santo, pero cada dedo debe estar en cada estrella. Dicen que hay que es mejor hacerlo con la mano izquierda, ya que es la mano del lado del corazón.

PRAGUE
Shutterstock | Photoillustrator

Más que pedir un deseo, obviamente nosotros cristianos, debemos acudir al santo para pedir intercesión o protección ante Nuestro Señor.

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.