¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

‘Judy’: retrato de otra víctima del estrellato

JUDY
Comparte

Renée Zellweger suma premios interpretando a Judy Garland

Si las previsiones no fallan, y será raro que en este caso concreto no se cumplan, en unos días Renée Zellweger obtendrá su segundo Oscar, aunque esta vez en la categoría de Actriz Principal: recordemos que ya lo ganó por Cold Mountain en un rol secundario.

El papel de Judy, en el que interpreta a Judy Garland, es un regreso triunfal y merecido tras haberse pasado varios años estancada en películas olvidables, en algunos casos puede que ni estrenadas aquí.

A principios del siglo XXI su carrera parecía imparable gracias a su intervención en proyectos de éxito: El diario de Bridget Jones, Chicago, Abajo el amor, la citada Cold Mountain o Cinderella Man. Luego su carrera pareció disolverse, como a menudo les sucede a tantos actores (pensemos en John Cusack, Bruce Willis y John Travolta, perdidos en el limbo de los subproductos que ni siquiera llegan a los cines).

Judy recorre los últimos meses de Judy Garland, siempre recordada por El Mago de Oz y Ha nacido una estrella: desde que llega a Londres para participar en una gira de conciertos hasta poco antes de su muerte, en 1969, por sobredosis de barbitúricos en un barrio de Londres, el mismo en el que había muerto Vivien Leigh dos años antes.


Aunque es notable su éxito, los problemas no dejan de entorpecer su carrera: abuso de alcohol y de pastillas, impago de facturas que impiden que se aloje en su hotel habitual, peleas con su anterior marido por la custodia de los hijos, retrasos en el inicio de algunos espectáculos…

Intercalados con esa línea temporal se van introduciendo flashbacks en los que vemos el modo en que a Judy Garland y a otros actores jóvenes, como Mickey Rooney, los productores y los agentes los explotaron, sometiéndolos a un exceso de trabajo, ensayos, dietas… ofreciéndoles a cambio del estrellato unas vidas que no eran propias de muchachos.

El director del filme trata de mostrarnos que Garland es una estrella rota porque ya la maltrataron de niña, cuando apenas lograba conciliar el sueño y era obligada a cantar y a actuar, renunciando a las libertades de las muchachas para ser prisionera de las ataduras laborales. El trabajo de Zellweger, por cierto, no debería desviar nuestra atención de otra de las grandes actrices de este tiempo, aquí en un papel secundario de acompañante: Jessie Buckley.       

2019 fue un año prolífico en biografías cinematográficas, al menos en Estados Unidos. Pensemos que, en los últimos meses, se han estrenado El irlandés, Le Mans’ 66, Los dos papas, Richard Jewell, The King, Rocketman… Siempre parece un género agotado por sus propias fórmulas y el exceso de recursos habituales hasta que algún director les da la vuelta o les imprime un sello personal que las convierte en filmes más allá de la biografía: pensemos en cómo dirigen Martin Scorsese, James Mangold o Clint Eastwood.

Salvo casos aislados, el biopic corre el riesgo de quedarse en tierra de nadie: corre el peligro de ser una película normal, casi tibia, no mala pero tampoco excepcional…

Éste sería el caso de Judy, que no presenta la altura cinematográfica que conseguirían los mencionados cineastas, si no fuese porque la interpretación de Zellweger logra que sus dos horas merezcan la pena. Su mirada, que resume las decepciones, el cansancio y la entrega a una vida consagrada al mundo del espectáculo, es el resumen de uno de los mejores trabajos del año.

La actriz sabe reflejar las batallas internas y los conflictos externos de esas mujeres que son empujadas a convertirse a la vez en madres, esposas, amas de casa, cantantes, actrices y reinas del show business… mujeres que acaban agotadas por sobrellevar tantas cargas sobre los hombros.

Hay un momento revelador del personaje, hacia la mitad de la película, cuando Judy Garland pronuncia estas frases surgidas del agotamiento que producen las servidumbres del estrellato: Sólo soy Judy Garland durante una hora por noche. El resto del tiempo soy parte de una familia. Sólo quiero lo que todos quieren. 

Ficha Técnica

Título original: Judy


País: Reino Unido


Director: Rupert Goold


Guión: Tom Edge (basado en la obra de Peter Quilter)


Música: Gabriel Yared


Género: Biografía / Drama / Romance


Duración: 118 min.


Reparto: Renée Zellweger, Jessie Buckley, Rufus Sewell, Finn Wittrock, Michael Gambon, Bella Ramsey, John Dagleish, Gemma Leah Devereux, Gaia Weiss, Andy Nyman

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.