Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Cuando una cascada desaparece…

SAN RAFAEL
Facebook-Sucumbios MAE
Comparte

La impactante imagen de la cascada de San Rafael (Ecuador) casi seca

Para muchos se trata de uno de los fenómenos más bellos de “Creación”. Una cascada, caída de agua o catarata suele despertar admiración y evocar paz. El solo hecho de escuchar el sonido del agua en caída puede generar una experiencia sublime de alabanza al Creador.

¿Pero qué pasa cuando una belleza de estas características desaparece? ¿Tal vez sorpresa y desolación?

Un poco de esto es lo que han comenzado a sentir muchos al enterarse de lo acontecido con una de las cascadas más famosas de Ecuador (la más alta y de gran atractivo turístico) de nombre San Rafael ubicada entre las provincias de Sucumbíos y Napo (límite entre la Amazonía y zona Andina).

En los últimos días comenzaron a circular en diversos medios y redes las imágenes de la famosa cascada sin agua. Desde la propia Dirección Provincial del Ambiente de Sucumbíos se afirmó que la cascada “sufrió una especie de implosión afectando su cauce natural”.  En ese sentido, según esta dirección, el motivo se puede buscar en las constantes lluvias de la provincia de Sucumbíos.

 

 

“El Ministerio del Ambiente, a través de la Dirección Provincial de Sucumbíos monitorea constantemente la cascada y el evento y sus posibles efectos en las especies silvestres, en las actividades productivas y en posibles afectaciones ambientales”, se agrega.

 

 

Por lo pronto, cada vez que sucede algo similar, más allá de los sentimientos encontrados, vale la pena recordar que hay una “fuente de agua viva” (Jesús) que no se agota y que está ahí esperándote a toda hora y lugar con la promesa de la mayor plenitud que vence la desolación.

 

 

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Aleteia Image Department
El luto del Vaticano
Aleteia Image Department
“Talitá kum”
Aleteia Image Department
Un Ángelus histórico
Aleteia Team
Vuela, vuela
Aleteia Team
Éxodo
Aleteia Team
La estrella
Aleteia Team
¿Vida salvaje?
Aleteia Team
AMOR
Alvaro Real
En volandas
Aleteia Image Department
La mayor procesión del mundo
Aleteia Image Department
¿Dónde está el Papa?
Aleteia Team
¡Unidos!
Aleteia Team
¿Lo ves?
Aleteia Team
Arde California