Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¡Aleteia en Spotify! Aquí nuestra lista de reproducción de canto visigodo

REYES VISIGODOS
Comparte

Los manuscritos que constituyen el canon de este tipo de canto litúrgico son posteriores a la invasión árabe de la Península Ibérica

El canto visigodo, también conocido como canto mozárabe, es la tradición más clara del rito visigodo / mozárabe de la Iglesia católica, principalmente asociado con Hispania (ahora España) bajo el dominio visigodo.

Mientras que es más comúnmente conocido como “canto mozárabe”, esta definición es, en muchos sentidos, engañosa. Por razones históricas, la “liturgia hispana”, como también se la ha llamado, es más apropiada.

Si bien es cierto que los manuscritos que comprenden el canon de este tipo de canto litúrgico son todos posteriores a la invasión árabe de la Península Ibérica, también es cierto que estos textos solo reúnen una tradición oral ya descrita por san Isidoro de Sevilla en su texto De ecclesiasticis officiis.

El canto visigodo nace de dos tradiciones. Una, procedente del norte de España, conocida como castellano-leonesa; la otra, del sur de la península, conocida como toledana (de Toledo), aunque probablemente se originó en Sevilla, como parecen indicar los testimonios de san Isidoro.

Estos cantos, según algunas fuentes, tienen una fuerte influencia judía: aparentemente, hasta el siglo IV en la Península Ibérica, judíos y cristianos compartieron algunas prácticas litúrgicas, como la recitación de los salmos y la lectura de los libros del Antiguo Testamento. De estas prácticas comunes, podrían haber derivado algunas de las melodías que escuchamos en estas formas litúrgicas monódicas.

En esta lista de reproducción, queríamos incluir algunos de los cantos más bellos de esta tradición. ¡Que la disfrutes!

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.