Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 07 mayo |
San Agustín Roscelli
home iconEspiritualidad
line break icon

Papa Francisco: La mundanidad, un lento resbalar en el pecado

WORK MAN RELAX

Ollyy I Shutterstock

Vatican News - publicado el 31/01/20 - actualizado el 31/01/20

Homilía hoy en Casa Santa Marta

Una vida normal, tranquila, un corazón que no se mueve ni siquiera ante los pecados más graves, una mundanidad que roba la capacidad de ver el mal que se lleva a cabo.

Papa Francisco, en la homilía de la Misa en Casa Santa Marta, relee el pasaje tomado del segundo libro de Samuel, centrado en la figura del rey David, el “santo rey David”, que resbalando en la vida cómoda olvida haber sido elegido por Dios.

David como muchos hombres de hoy, gente que parece buena, “que va a Misa todos los domingos, que se dice cristiana” pero que ha perdido “la conciencia del pecado”: uno de los males, decía Pío XII, de nuestro tiempo. Un tiempo en el que se puede hacer todo, “una atmósfera espiritual” de la que uno se despierta quizás gracias a la riña de alguien o por una “bofetada” de la vida.

Francisco se detiene en los pecados de David: el censo del pueblo y el caso de Urías al que hace matar, tras haber dejado embarazada a su mujer Betsabé. Él elige el asesinato porque su plan para arreglar las cosas, tras el adulterio, fracasa miserablemente. “David – afirma el Papa – siguió con su vida normal. Tranquilo. El corazón no se movió”.

¿Pero cómo el gran David, que es santo, que había hecho muchas cosas buenas, que había estado tan unido a Dios, fue capaz de hacer eso? Esto no se hace de un día para otro. El gran David, lentamente resbaló, lentamente. Hay pecados del momento: el pecado de ira, un insulto, que yo no puedo controlar. Pero hay pecados en los que se resbala lentamente, con el espíritu de la mundanalidad. Es el espíritu del mundo que te lleva a hacer estas cosas como si fueran normales. Un asesinato …

Lentamente es un adverbio que el Papa repite mucho en su homilía. Explica la manera cómo poco a poco el pecado toma posesión del hombre aprovechando su comodidad.

“Todos somos pecadores – prosigue Francisco – pero a veces hacemos pecados en el momento. Me enfado, insulto. Después me arrepiento”. A veces en cambio “nos dejamos resbalar hacia un estado de vida donde… parece normal”. Normal, por ejemplo, es “no pagar a la limpiadora como se debe pagar”, o retribuir la mitad de lo debido a quien trabaja en el campo.

Pero es gente buena, parece, que hace esto, que va a Misa todos los domingos, que se dice cristiana. ¿Pero cómo haces esto? ¿Y otros pecados? Digo solo esto… Eh, porque has resbalado a un estado donde has perdido la conciencia del pecado. Y este es uno de los males de nuestro tiempo. Pío XII lo dijo: perder la conciencia de pecado. “Se puede hacer todo…”, y al final se elimina una vida para resolver un problema.

No son cosas del pasado, explica el Papa, recordando un caso reciente en Argentina con unos jóvenes jugadores de rugby que mataron a un compañero a golpes, tras una noche de movida. Muchachos, afirma, convertidos “en una manada de lobos”. Un hecho que abre interrogantes sobre la educación de los jóvenes, en la sociedad.

Es necesaria “muchas veces una bofetada de la vida” para pararse, para parar ese lento resbalar en el pecado. Hace falta una persona como el profeta Natán, enviado por Dios a David, para hacerle ver su error.

Pensemos un poco: ¿cuál es la atmósfera espiritual de mi vida? ¿Estoy atento, necesito siempre alguien que me diga la verdad, o no, creo que no? ¿Escucho el reclamo de algún amigo, del confesor, del marido, de la mujer, de los hijos que me ayuda un poco?

Mirando esta historia de David – del Santo rey David – preguntémonos: si un Santo fue capaz de caer así, estemos atentos, hermanos y hermanas, nos puede pasar a nosotros. También, preguntémonos: ¿en qué atmósfera vivo? Que el Señor nos de la gracia de mandarnos siempre un profeta – puede ser el vecino, el hijo, mamá, papá – que nos abofetee un poco cuando estamos resbalando en esta atmósfera en la que todo parece lícito.

Tags:
papa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
2
Lorena Moscoso
El mundo se conecta a estos santuarios en mayo para el Rosario
3
MOTHER OF ALL ASIA
Redacción de Aleteia
Inaugurada en plena pandemia la estatua de María más grande del m...
4
Salvador Aragonés
La gran preocupación del Papa (y de la que no hablan los medios)
5
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa: El catequista será parte de los ministerios de la Iglesi...
7
ARGENTINA
Esteban Pittaro
La policía interrumpió una Misa de Primera Comunión al aire libre
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.