Aleteia

La maternidad previene más cáncer de mama que las mamografías

BREAST
Shutterstock | Rohappy
Comparte

Un prestigioso médico afirma que estamos sometidos al negocio farmacéutico y el tecnoutopismo.

«Si puede, no vaya al médico». Es lo que aconseja el doctor Antonio Sitges-Serra (Barcelona, 1951), y con una frase tan provocadora titula un reciente libro en el que pone patas arriba la medicina tal como se viene ejerciendo en las últimas décadas.

Este médico, catedrático de Cirugía de la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), asegura que fomentar la maternidad sería un sistema de prevención del cáncer de mama mejor que el método de las mamografías a mujeres mayores de 40 años.

Más guarderías, más maternidad, menos cáncer

«Es mejor -dice este médico en un entrevista a «El Confidencial»– olvidarnos de las mamografías y dedicar esos recursos a poner más guarderías, para que las mujeres puedan parir antes».

Según Sitges-Serra, quien ha ejercido como cirujano durante más de 40 años, «influye más en que no mueras de cáncer de mama que adelantes la maternidad que 20 mamografías en 20 años».

A su juicio, «la medicina preventiva tiene que ver con cambiar hábitos sociales malos para la salud, y no con someter a todas las mujeres a escáneres gratuitos a partir de los 40″.

BREAST
Shutterstock | LStockStudio
Según el doctor Sitges-Serra, sería más favorable a la mujer fomentar la maternidad y no esperar a la detección precoz con mamografías a partir de los 40 años.

Para Sitges-Serra, la prevención del cáncer de mama está planteada de forma ineficaz: «A lo largo de la vida de una mujer, entre los 40 y los 90 años, tiene un 10% de posibilidades de morir de cáncer de mama y un 90% de morirse de cualquier otra cosa. Es decir: la mamografía trata con una enfermedad de poca prevalencia.

Eso para empezar, pero, además, se han hecho estudios comparados: mil mujeres mamografiadas y mil mujeres no mamografiadas. Pues bien: en un grupo se mueren cuatro, y en el otro se mueren cinco.

Quien hace mamografías, dice entonces que ha muerto un 20% menos, pero esto es una trampa: una enferma de mil no justifica que a las otras 999 mujeres les hagas una mamografía al año».

La crítica no acaba aquí. Según Sitges-Serra, «de esas mil mujeres mamografiadas, 200 dan alguna vez el falso positivo. Es decir, que les tienen que repetir la mamografía o hacerles una biopsia. Finalmente, un 5% de estas mil mujeres mamografiadas sufrirá una mastectomía improcedente. Así que es mejor para las mujeres que no les hagan mamografías».

Sobrediagnosticados

En el libro, cuyo título completo es «Si puede no vaya al médico»: Las advertencias de un médico sobre la dramática medicalización de nuestra hipocondríaca sociedad», el doctor considera que vivimos sometidos al sobrediagnóstico.

«La tecnología es la ideología dominante», asegura, y en ello tienen que ver los intereses de las farmacéuticas y un uso abusivo de la tecnología de detección precoz.

SI PUEDE NO VAYA AL MEDICO
@debatelibros

Azote de lo políticamente correcto

En el libro «Si puede, no vaya al médico», trata acerca de las operaciones innecesarias, la «muerte de la muerte», el convencimiento de que la tecnología nos está haciendo inmortales, el continuo paso por la consulta de los médicos, la presión de la industria farmacéutica o las políticas elaboradas cara a la galería, que no tienen en cuenta las verdaderas necesidades del ciudadano.

El doctor Sitges-Serra cuenta con un prestigio internacional irrefutable, que no le ha frenado para ser crítico con la corrupción en el mundo de los médicos. Hace 14 años publicó «El perímetro del congreso», en el que mostraba las artes con que las farmacéuticas corrompen a los profesionales de la medicina en los congresos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.