Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Por qué el árbol de Navidad de la Reina Isabel permanece puesto hasta el 6 de febrero?

QUEEN ELIZABETH
Steve Parsons | POOL | AFP
Comparte

La razón es enternecedora y te sorprenderá

Ya que ha pasado la Epifanía, muchas familias han desmontado el árbol de Navidad. Sin embargo, el árbol de la reina Isabel II del Reino Unido seguirá en pie hasta el 6 de febrero… por un motivo muy conmovedor.

En la actualidad, la reina reside en su residencia privada de Sandringham House en Norfolk, en la costa este de Inglaterra. Es su pequeño escondite de la vida en el palacio de Buckingham. Aunque decir pequeño es una licencia, porque la casa de campo es enorme para los estándares de la mayoría y domina una propiedad de más de 80 km cuadrados. Además, resulta ser una de las pocas propiedades que de hecho pertenece a la reina en persona y no al Estado.

SANDRINGHAM ESTATE
Karen Roe | Flickr CC by 2.0

El padre de la reina, Jorge VI, guardaba un afecto especial a la casa, según dejó manifiesto en un escrito a su madre la reina María: “Siempre he sido muy feliz aquí y me encanta este lugar”. De modo que quizás fuera apropiado que la casa de Sandringham fuera el lugar del fallecimiento del rey, a causa de un cáncer de pulmón, en 1952.

Para la reina, que estaba especialmente unida a su padre, la casa debe trasmitir una sensación agridulce, ya que está repleta de recuerdos muy preciados y representa algunos momentos trascendentales de su vida, tanto felices como tristes. Después de todo, fue en Sandringham donde también murió su abuelo, donde asumió la responsabilidad del trono y donde normalmente realiza su mensaje anual navideño para el pueblo británico. 

También es el lugar donde, cada año, se reúne para recordar la marcha de su querido padre. Permanece en la propiedad durante el periodo navideño hasta el aniversario de su muerte y después del día de su ascensión al trono, el 6 de febrero. Y mientras la soberana está allí, las decoraciones de Navidad se mantienen.

Aunque no hay una explicación exacta para esta práctica, es posible que el árbol de Navidad sea un símbolo de una época en la que era común que los países cristianos marcaran la temporada navideña hasta la llegada de la fiesta de la Presentación del Señor (o Candelaria, como también se le llama). Sin duda, también representa los felices momentos que pasó allí con su familia, al lado de su padre. Sean cuales sean las razones, el árbol es una hermosa tradición que representa la fe y la familia.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.