Aleteia

Jeff Hollanders, primer misionero asesinado en 2020

JOSEPH HOLLANDERS
© Familia Hollanders
Comparte

Se trata de un oblato flamenco que estaba de misionero en Sudáfrica

Jeff Hollanders (83 años) fue encontrado asesinado, en su casa, en la ciudad de Bodibe, cerca de Lichtenburg. , en el noroeste del país. Según explican desde la Iglesia católica flamenca de Bélgica el móvil mas probable es el robo en su casa.

El misionero ya había mostrado al obispo Victor Phalana de Kerksdorp cuando lo visitó en diciembre su miedo ante la reciente ola de robos en la aldea.

Probablemente el misionero estaría volviendo de la misa del domingo y lo encontró un aldeano al día siguiente. El misionero se encontraba atados de pies y manos y tenía un cordón alrededor del cuello, aunque su cuerpo no tenía rastros visibles de lesiones.

Joseph Hollanders fue llevado a la iglesia de Bodibe el martes, donde se celebró un servicio de duelo y el funeral tendrá lugar el miércoles 22 de enero a las 10 a.m.en la Catedral de Cristo Salvador de Klerksdorp, donde también será enterrado.

Misionero desde 1965

La página web de la Iglesia católica flamenca muestra su biografía.

“Joseph Hollanders nació el 4 de marzo de 1937 en Meeuwen en Limburg. El 8 de septiembre de 1958, hizo el primer voto como Padre de los Oblatos. En 1963 fue ordenado sacerdote y el 31 de enero de 1965 se fue a Sudáfrica.

Ha trabajado allí en varios lugares de la provincia del noroeste. Los últimos dos años Jef vivió y trabajó en Bodibe. Bodibe es una ciudad con alrededor de 25,000 habitantes con una población exclusivamente negra.

Es una región muy pobre. No hay industria, por lo que el desempleo es alto. Los jóvenes apenas tienen perspectivas de futuro y la pobreza es alta en muchas familias. La delincuencia es rampante en la región, principalmente debido al problema de las drogas y las bebidas allí”.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.