Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El crimen que conmociona a México lo llevó a cabo un niño de once años

CHILDREN WALKING
Comparte

El menor, de nombre José Ángel, entró con dos pistolas a la escuela. Lo que ocurrió después es historia trágica del país

En el 2019, México enfrentó el año más letal de su historia moderna con 36.000 homicidios dolosos; un promedio de cien asesinatos por día.

Cuando se podría pensar que ya no hay violencia alguna que conmueva a un país atenazado por la inseguridad, un niño de once años de edad lo ha cimbrado.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 8:20 de la mañana del viernes en los pasillos de la escuela privada Miguel de Cervantes (Campus del Bosque) de la ciudad de Torreón, en el norteño Estado de Coahuila.

El menor, de nombre José Ángel, entró con dos pistolas a la escuela. En un momento pidió a su maestra María Assaf Medina (50) permiso para ir al baño “a cambiarse”.

Al salir del salón de clases, sus compañeros alcanzaron a escuchar que el niño decía: “Hoy va a ser el día”.

Como se demoraba, la maestra lo fue a buscar y en el pasillo, vestido ya de diferente forma a como había llegado al colegio, le disparó, dándole muerte; luego agredió a sus compañeros, dejando cinco niños heridos y a un profesor de educación física.

Tras la agresión, este niño de sexto de primaria –que según las autoridades no había mostrado comportamientos extraños y era buen estudiante—se disparó a sí mismo provocándose la muerte instantánea.

De los seis heridos, según el último reporte del Hospital Español donde fueron internados tras la balacera, todos se encuentran fuera de peligro.

Varias hipótesis se barajan sobre la actitud homicida de este pequeño. Una de ellas era su afición a un videojuego llamado “Natural Selection” (“Selección natural”) creado en 2002 por el estudio californiano Unknown Worlds Entertainment.

Como tantos otros videojuegos (que de juegos no tienen absolutamente nada) presenta enfrentamientos entre alienígenas y soldados, con armas como ametralladoras, escopetas, lanzagranadas, cuchillos y pistolas.

Los soldados deben acabar con las colonias de los alienígenas y sus colmenas.

La hipótesis de la influencia del videojuego en José Ángel se reafirma con el hecho que, al salir del baño de la escuela, iba vestido de diferente manera, con una playera blanca y pantalón negro de tirantes, y portaba dos pistolas: una de calibre 22 y otra de calibre 40.

Otra de las influencias que pudieron haber operado sobre el menor fue la imitación de Eric Harris y Dylan Klebold, los dos sujetos que provocaron en abril de 1999 la masacre de Columbine (en Estados Unidos). Harris llevaba estampado en su playera “Natural Selection”.

De acuerdo con los informes preliminares, José Ángel vivía en casa de sus abuelos maternos. Su madre había muerto años atrás y su padre ni siquiera sabe de dónde sacó las armas.

“No es un hecho aislado; venimos de una sociedad largamente herida por la violencia y la inseguridad”, reflexionó el padre Rafael López, vocero de la diócesis de Torreón al referirse a los sucesos de la mañana del viernes 10 de enero.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.