Aleteia

¿Es moral atacar con drones?

BOMBING
Shutterstock | Mopic
Comparte

Tras el asesinato del general iraní Qassem Soleimani y la actual crisis Irán-EEUU

El asesinato del general iraní Qassem Soleimani mediante un dron estadounidense (un avión no tripulado) el pasado 3 de enero en el aeropuerto internacional de Bagdad, la capital de Irak, ha generado una intensa discusión entre los católicos de Estados Unidos sobre la moralidad o inmoralidad de este método de guerra.

Pocas horas después del asesinato de Soleimani y de uno de sus acompañantes, el obispo Richard F. Stika de Knoxville, Tennessee, resumió la preocupación de la Iglesia católica y de muchos católicos estadounidenses en el siguiente tuit:

*“¡Bienvenido al año nuevo! El Congreso y el Presidente están jugando con las emociones de la gente de esta nación. Un año electoral divisorio. Corea del Norte está observando todo esto y ahora el asesinato del hombre número 2 en Irán. Oraciones por el mundo durante este tiempo de disturbios».

Según confesó días más tarde el propio obispo Stika a la agencia Catholic News Service (CNS), su tuit reflejaba una “profunda preocupación por la incertidumbre en el mundo de hoy”, especialmente a medida que aumentan las tensiones entre Estados Unidos e Irán. «Simplemente parece que podría provocar algo y que podría ser muy difícil controlar las consecuencias», subrayó el prelado.

El obispo Stika no está solo. Líderes católicos pidieron que, ante esta escalada de violencia que podría provocar una guerra de consecuencias desastrosas para la humanidad, el presidente y el Congreso de ese país deberían mejor trabajar “para dar forma a la política pública a favor de la paz, la colaboración y las alternativas no violentas a la guerra”.

Tras conocerse el método del asesinato de Soleimani, los líderes expresaron su preocupación de que el ataque con drones “probablemente alimentará una serie de respuestas de ojo por ojo que se intensificarán en la guerra”. Quienes están en la primera línea del peligro son los civiles inocentes y, en Irán y Oriente Medio, las minorías religiosas.

«El problema con estos ataques con aviones no tripulados es que están expandiendo la guerra, no limitando la guerra», dijo CNS Maryann Cusimano, profesora asociada de Relaciones Internacionales en la Universidad Católica de América.

Los ataques con drones «también pueden conducir a un marco mental de muy corto plazo; es decir, atacar a una persona en particular sin tomar esas consideraciones a largo plazo sobre cómo esto va a construir una paz positiva y sostenible y cómo se va a proteger a las personas más vulnerables», afirmó Cusimano.

El ciclo abierto de la venganza

Johnny Zokovitch, director ejecutivo de Pax Christi USA, explicó a CNS que los ataques con aviones no tripulados no ofrecen rendición de cuentas porque no hay sentido de responsabilidad. Además, violan la enseñanza de la Iglesia sobre la guerra y la paz. “El asesinato de Soleimani, según Zokovitch, contribuye aún más al ciclo de venganza y sufrirán hombres, mujeres y niños inocentes».

La Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB) durante más de una década ha planteado serias preguntas sobre la moralidad o la inmoralidad de una guerra con drones. En un par de presentaciones de junio de 2018 a la Conferencia Interreligiosa sobre Guerra de Drones en Chicago, el obispo retirado Richard E. Pates de Des Moines, Iowa, citó numerosos motivos de preocupación.

Específicamente señaló el rápido crecimiento de la tecnología de drones sin pautas adecuadas para su uso, la posibilidad de daños colaterales, la disparidad en el riesgo entre el objetivo y el operador remoto y la posible reducción de la barrera para usar la fuerza armada.

El obispo Pates subrayó que los drones armados están «cambiando la naturaleza de la guerra», requiriendo que los obispos planteen preocupaciones morales para proteger la vida humana.

“Nos debemos a nosotros mismos seguir haciendo las preguntas sobre la gravedad moral involucrada en el uso de drones para asesinatos selectivos. … El uso de drones de ataque en asesinatos de objetivos debería ser inseparable de la cuestión de si promueve la paz y la seguridad en todo el mundo», concluyó el obispo Pates

Con información de CNS a través de Our Sunday Visitor

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.