Recibe Aleteia gratis directamente por email
Estilo de vida, espiritualidad, noticias positivas... Recibe Aleteia por email
¡Suscríbete!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El agua de la Epifanía es una poderosa arma contra Satán

BLESS
Sebastien Desarmaux | Godong
Comparte

El ritual romano proporciona una fuerte bendición del agua de la Epifanía que expulsa a todos los espíritus malignos

Mientras que la fiesta de la Epifanía en el Rito Romano se centra principalmente en la visita de los Reyes Magos, históricamente se centró más en el bautismo de Jesucristo en el río Jordán.

Por esta razón, se desarrolló una bendición especial del agua de la Epifanía en memoria de Jesús santificando las aguas del Bautismo.

Esta bendición del agua en la Epifanía fue mantenida por los católicos orientales, pero los católicos romanos también tienen una ceremonia opcional, que fue aprobada en 1890, que rinde homenaje a esta tradición.

Sin embargo, esta bendición pone menos énfasis en la conmemoración del bautismo de Jesús y más en la naturaleza simbólica del agua como agente de limpieza.

De esta manera, la bendición del agua de la Epifanía en el Rito Romano se usa para expulsar a Satanás y a todos sus ángeles demoníacos.

Es una bendición poderosa, una que usa un lenguaje fuerte para invocar el poder de Dios sobre el mal. Nos recuerda el poder espiritual del agua bendita y nos anima a usarla con fe, confiando en la ayuda protectora de Dios sobre nuestros enemigos espirituales.

Aquí hay un extracto de la oración, que es bastante larga.

En el nombre de nuestro Señor Jesús + Cristo y por su poder, te expulsamos, cada espíritu inmundo, cada poder diabólico, cada asalto del adversario infernal, cada legión, cada grupo diabólico y secta; vete y mantente alejado de la Iglesia de Dios, de todos los que están hechos a imagen de Dios y redimidos por la preciosa sangre del divino + Cordero. Nunca más te atrevas, astuta serpiente, a engañar a la raza humana, a perseguir a la Iglesia de Dios, ni a golpear a los elegidos de Dios y a tamizarlos como + trigo. Porque es el Dios Altísimo quien te ordena, + A quien hasta ahora en tu gran orgullo te considerabas igual; El que desea que todos los hombres sean salvos y lleguen al conocimiento de la verdad. Dios el Padre + te lo ordena. Dios el Hijo + te lo ordena. Dios el Espíritu Santo + te lo ordena. La majestad de Cristo, la eterna Palabra de Dios hecha carne + te manda …

Por lo tanto, maldito dragón y toda legión diabólica, te conjuramos por el Dios vivo +, por el Dios verdadero +, por el Dios santo +, por el Dios que tanto amó al mundo que Él dio a Su Hijo unigénito, el que cree en Él no perecerá, sino que tendrá vida eterna; deja de engañar a la raza humana y de darle de beber del veneno de la condenación eterna; desiste de dañar a la Iglesia y de trabar su libertad. Vete Satanás, tú, padre y maestro de mentiras y enemigo de la humanidad. Dale lugar a Cristo en quien no encontraste ninguna de tus obras; da lugar a la Iglesia una, santa, católica y apostólica, que Cristo mismo compró con Su sangre. Que seas abatido bajo la poderosa mano de Dios. Que tiembles y huyas mientras invocamos el santo y asombroso nombre de Jesús, ante quien tiembla el infierno …

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.