Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

El papa Francisco pide perdón por un mal gesto con una mujer

PAPIEŻ FRANCISZEK
AP/Associated Press/East News
Comparte

Sus palabras humildes durante el rezo del Ángelus: “Tantas veces perdemos la paciencia, incluso yo. Pido disculpas por el equivocado gesto de ayer”

“Pido disculpas por el altercado de ayer”, dijo hoy el papa Francisco antes de rezar el Ángelus, en referencia a lo ocurrido este martes en la plaza de San Pedro cuando una mujer le agarró bruscamente de la mano y le empujó hacia ella.

Cuando el Papa saludaba a las personas congregadas en la plaza de San Pedro después de la última misa del año 2019, se vio sorprendido por la efusividad de la mujer que se encontraba tras las barreras de seguridad de la plaza y de repente le tomó de la mano y lo atrajo hacia ella.

Una expresión de dolor y molestia se dibujó en el rostro del Papa. En ese momento Francisco se molestó, se soltó con fuerza de su mano y la reprendió.


Sin embargo, unas pocas horas después, este mediodía se disculpó públicamente por su airada primera reacción, con un escueto comentario: “El amor nos hace ser pacientes. Pero tantas veces perdemos la paciencia, incluso yo. Pido disculpas por el equivocado gesto de ayer”.

Además, durante el rezo del Ángelus, el Papa destacó la gratitud y alabanza a Dios en el comienzo del año 2020. También la salvación que el amor logra con paciencia.

“Bajemos de los pedestales de nuestro orgullo -dijo-. Todos tenemos la tentación del orgullo. Y pidamos la bendición de la Santa Madre de Dios, la humilde, la humilde madre de Dios”.

“Ella nos muestra a Jesús. Dejémonos bendecir, abramos nuestro corazón a su bondad, así el año que comienza será un año de esperanza y de paz, no con palabras sino a través de los gestos cotidianos de diálogo, reconciliación y cuidado de la creación”, dijo.

Esto fue después de la misa en la solemnidad de María Madre de Dios en la Basílica de San Pedro, en la que destacó que la renovación de la humanidad empezó en el cuerpo de una mujer.

 

Te puede interesar:
5 broncas famosas de Papas
Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.