Aleteia

La Verdad: La honestidad no siempre lo justifica todo

THE TRUTH
Golem
Comparte

El aclamado cineasta japonés, Hirokazu Kore-Eda, convence, otra vez, con un vibrante drama familiar

El laureado cineasta japonés de 57 años, Hirokazu Kore-Eda, revalida su talento en su última película, La Verdad, que llegará a los cines españoles el 25 de diciembre de la mano de Golem.

La película sigue las desventuras de Catherine, una aclamada actriz del cine francés, amada y alabada por todos los hombres que llegaron a formar parte de su vida. Cuando publica sus memorias, su hija Juliette, que se marchó a Estados Unidos para huir de su autoritaria madre, vuelve a Francia con su marido y su hijo pequeño. La reunión pronto se convertirá en confrontación.

El maestro Kore-Eda, aplaudido en Cannes el año pasado, cuando recibió la Palma de Oro a la mejor película por su trabajo en Un asunto de familia, analiza con tiento el significado de la familia unida y el relevo generacional, además de explorar el mundo de la interpretación y los egos al uso.

En este sentido, Kore-Eda, en entrevista en exclusiva con ALETEIA, aclara que “Fabianne (interpretado por Catherine Deneuve) es un personaje que ha dicho y hecho lo que le ha dado la gana durante toda su vida, pero tal vez al final no continúa en esa actitud por su hija. Es decir, la honestidad no siempre lo justifica todo. Justamente cuando ella se contiene más es cuando la relación madre-hija pasa a otro nivel. Eso no significa que acabe con un final feliz. Diría que el hecho de no ser del todo honesta es un gesto de amabilidad hacia ella”.

Por su parte, causan gran impacto las actrices que llevan el peso del drama, Catherine Deneuve -acapara los mejores momentos- y Juliette Binoche. Ambas forman un perfecto tándem, muy bien definido en sus roles, al que se le podrían encontrar similitudes con En el estanque dorado (Mark Rydell, 1981) o con Todo sobre mi madre (Pedro Almodóvar, 1999). Y, en concreto, de esta última película, Fabianne podría ser, perfectamente, la inestable Huma Rojo, con quien comparte carácter e indiferencia.

Además, La Verdad -el filme no rehúye de la mentira piadosa- goza de ritmo, resulta muy fluida en los diálogos y en las acciones. Por no decir que es muy expresiva, tanto por su puesta en escena como por el talento del elenco. También se aprecia que Kore-Eda es un gran director de intérpretes y narra una feliz historia, con moraleja, de esas veces en las que uno tiene muchas ganas de más. Otro de los aspectos llamativos del filme es cómo introduce el humor para descafeinar el drama, pero sin quitarle realismo.

“Ha sido muy interesante poner el foco en varios aspectos de la misma persona, dado que la misma persona tiene varias caras. En el caso de Fabianne (Catherine Deneuve) es madre, pero a su vez es profesional y esposa. Y por eso me interesaba que la cámara recogiera esas distintas versiones del personaje. Asimismo me parecía también muy interesante realizar este experimento en la casa”, matiza Kore-Eda.

Probablemente estemos ante un autor definitivo en la Historia del Cine.

https://www.youtube.com/watch?v=vjKRE_KtZso

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.