Aleteia

Censuran un mural en un hospital por mostrar un niño por nacer

LISETTE FEIDER
Facebook | Lisette Feider
Comparte

La censura llega después de la promulgación del protocolo de aborto para los causales no punibles del Código Penal emitido por el Ministerio de Salud de Argentina

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Un mural pintado recientemente en un hospital público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue cubierto por sus autoridades tras los reclamos de grupos que promueven la práctica del aborto. La censura contra la obra de la artista Lisette Freider ocurrió a días de que la dirección del Hospital Parmenio Piñero del barrio de Flores agradezca públicamente la generosa contribución de Freider.

 

 

La obra mostraba, a metros de uno de los ingresos al hospital, un niño en el vientre de su madre en un estadio avanzado del embarazo, adornado con flores y otros ornamentos. La obra era complementaria de otra, emplazada algunos metros, que muestra a una mujer visiblemente embarazada, y de una pintura en el interior que profundiza el vínculo entre madre e hijo.

Los bocetos habían sido aprobados por la Dirección, como contó la artista al portal Infobae. Es más, hasta habían pedido la modificación de la obra para que tenga “más color verde”, con el que se suele asociar a los grupos que piden la legalización del aborto, que la artista incorporó por ejemplo en las hojas.

Más imágenes del mural aquí (hacer click en galería): 

 

Sin embargo, las autoridades del nosocomio, que inicialmente se habían mostrado en las redes sociales satisfechas con el trabajo, terminaron por indicar su censura, e incluso se autocensuraron, ya que eliminaron el acceso público a la cuenta de Facebook en la que habían expresado su agrado y agradecimiento.

El diario Página 12 se había hecho eco del reclamo de quienes se opusieron a estos murales, entre ellos una trabajadora social de un Centros de Salud y Acción Comunitaria de la Ciudad, quien juzgó que el mural “es un mensaje que busca desestimar la posibilidad de interrupción del embarazo, y que podría llegar a tener un impacto sobre las personas que vayan a atenderse por este tema”.

No obstante, el protocolo de aborto para casos no punibles cuya aplicación es objeto de promoción permanente de los grupos que buscaron quitar la obra, promueve explícitamente la transparencia activa en la información que se le da a los pacientes:

“Las/os profesionales de la salud y las autoridades públicas tienen la obligación de suministrar toda la información disponible de forma dinámica y a lo largo de todo el proceso de atención, incluso si no hay una solicitud explícita. Dicha información debe ser actualizada, completa, comprensible y brindada en lenguaje y con formato accesibles”, dice.

Mostrar el grado de evolución de un niño por nacer mediante una obra de arte cumple cabalmente con ese requisito.

La obra de Feider en el Hospital tenía como eje la vinculación entre la madre y el niño, tanto durante el embarazo como después del nacimiento.

En otras obras que comparte en sus redes sociales, la artista explora más explícitamente su postura a favor de la vida desde el momento de la concepción, e incluso lo hace en obras de arte religioso. No fue ese el estilo adoptado para el hospital público, más allá de haber pintado un niño por nacer.

 

LISETTE FEIDER
Facebook | Lisette Feider

Ni en arte ni en ecografías

La censura llega después de la promulgación del protocolo de aborto para los causales no punibles del Código Penal emitido por el Ministerio de Salud, en el que se tergiversa lo expresado en el Código y se hace fácilmente manipulable el procedimiento, lo que en la práctica autoriza el aborto libre, como advirtieron los obispos argentinos en una reciente visita al presidente de la Nación Alberto Fernández.

El protocolo afirma que en los casos en que se realicen ecografías a mujeres embarazadas que transiten un aborto y puedan enmarcarse en un caso de aborto no punible “solo se compartirán con la persona la imagen o el sonido de los latidos si ella lo solicita expresamente. Si no lo hace, es de suma importancia tomar los recaudos necesarios para que aquello no suceda”.

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.