Aleteia

Amor en un hospital: «No te voy a dejar solo, aquí me quedaré contigo”

COUPLE
Viral
Comparte

Una pareja de ancianos, reflejo de amor y fidelidad esta Navidad en la clínica 46 de la villa de México

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Lejos de Hollywood, de las candilejas, de las revistas del corazón, las genuinas historias de amor se viven en los fríos y atiborrados pasillos de las clínicas de seguridad social, donde los trabajadores mexicanos y sus familias protagonizan el heroísmo y la humildad de la espera.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) atiende a una población de poco más de 80 millones de derechohabientes.  En cada una de sus clínicas y hospitales se vive, a diario, el drama humano del dolor y. Por qué no decirlo, del amor.

Es el caso de una mujer de 83 años de edad que espera, al pie de una cama en la que yace su marido, de 85 años, que lo intervengan para amputarle una pierna.  La locación es la Clínica número 46 del IMSS situada en la población de Villa Aldama, en el norteño Estado de Nuevo León.

De acuerdo con el reporte de ADN40, la anciana respondió a la petición del marido postrado en cama, esperando la intervención quirúrgica, que no lo abandonara: “No me voy del hospital sin ti. No te voy a dejar solo, aquí me quedaré contigo”.

La fotografía tomada por personal de la Clínica ha sido ampliamente difundida en redes sociales como una muestra de amor, fidelidad, abnegación de una pareja de ancianos que solamente se tienen uno al otro en el mundo.  En ella se ve a la mujer exhausta, recargada la cabeza en la camilla en la que se encuentra su esposo y un bastón al frente.

 

 

En otra foto, también viral, el esposo tendido es acariciado con ternura infinita por su mujer.

Según testigos, la señora solamente abandona la vera del marido para acudir a los servicios o salir a comer cualquier cosa fuera de la Clínica 46. Los médicos de la clínica, se han volcado sobre este caso difícil y le han dicho a la ancianita, cariñosamente, que vaya a descansar, que ellos cuidarán de su marido.

La respuesta de la mujer es clara y terminante: “No me voy a casa sin mi marido”. Ni familia ni amigos tiene la pareja de Villa Aldama.  Solo una vecina que se ha acercado a la Clínica 46 para saber cómo están los dos.

El amor y la fidelidad sobrevuelan esta Navidad en la pequeña villa mexicana.

 

Te puede interesar:
Daniela, una historia de amor

Testimonio de amor de matrimonios: 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.