Aleteia

Tras las huellas de Jesús: Nazaret, la flor de Galilea

Comparte

Jesús fue conocido como el «Nazareno», sobrenombre que le fue asignado por los primeros discípulos judíos que se hacían cristianos.

Prevalece el nombre de Nazaret según la tradición griega y latina. Nazaret es conocida como «la flor de Galilea», como decía san Jerónimo. Situada sobre una colina a 350 metros sobre el nivel del mar, la ciudad está rodeada por otras colinas más altas. Al sur, la llanura de Asdralón, que se encuentra en la parte meridional de la Baja Galilea.

La ciudad, desconocida en la historia del Antiguo Testamento, es citada por primera vez en el Evangelio. Despreciada por los contemporáneos de Cristo, se hizo conocida cuando el ángel Gabriel anunció el nacimiento de Jesús, aquí, en este lugar (cf. Lucas 1, 27) a una Virgen de nombre María, prometida en matrimonio a un hombre joven de nombre José (cf.Mateo 1, 18).

Los Evangelios nos dan pocas informaciones para conocer los detalles del pueblo: Vemos la poca estima de Natanael hacia los nazarenos (Jn 1,46), El relato de la Anunciación (Lc 1, 26ss), José que recibe a María como su mujer y la coge en su casa (Mt 1,24), Cuando vuelve de Egipto, la Sagrada Familia vuelve a Nazaret (Lc 2, 39-51), Jesús tras la ceremonia de ingreso en la vida adulta, a la edad de doce años, vuelve a Nazaret con Su familia, donde crece en sabiduría, edad y gracia ante Dios y los hombres (Lc 2, 52), Cuando comienza Su misión pública, Él deja Nazaret y va a Cafarnaúm (cfr Mt 4, 13). Hasta la muerte, Jesús fue conocido como el «Nazareno» (cfr Jn 19,19), sobrenombre que le fue asignado por los primeros discípulos judíos que se hacían cristianos.

El primer santuario fue construido en el siglo IV, manteniendo la tradición del lugar santo. Una estructura más grande fue edificada por orden del emperador Constantino I, motivado por su madre Elena. Probablemente la Iglesia de la Anunciación fue fundada en el mismo periodo en el que fueron fundadas la Iglesia de la Natividad y la del Santo Sepulcro… Al final de la Primera Guerra Mundial, la Custodia de Tierra Santa expresó el deseo de construir un Santuario más digno a la Virgen María.

El proyecto fue retomado por el Papa Pío XI. Sólo en 1954, primer centenario de la proclamación del Dogma de la Inmaculada Concepción, comenzaron los trabajos. El redescubrimiento del antiguo pueblo y los restos arqueológicos de los diversos lugares de culto en el transcurso de los siglos, han mostrado una antigua e ininterrumpida veneración mariana. Por esto se convirtieron en elemento esencial del proyecto del nuevo santuario. La iglesia actual es un edificio de dos plantas concluido en 1969 sobre el proyecto del arquitecto italiano Giovanni Muzio de Milán.

Exactamente el domingo 23 de marzo de 1969, tras ocho años de trabajo, el santuario fue finalmente consagrado en presencia del cardenal Gabriele Maria Garrone. El arquitecto proyectó una iglesia fundada sobre las paredes de la iglesia de los cruzados y subdividida en dos niveles, de manera que en la parte inferior los fieles pudieran rezar ante la Gruta de la Encarnación del Verbo, en un ambiente sencillo y espacioso.

La Gruta de la Anunciación está rodeada por una cancela de hierro batido y justo encima se ve un baldaquino suspendido, decorado por relieves de cobre dorado, que representan la Anunciación… Frente a la Sagrada Gruta, dentro del perímetro de la iglesia bizantina hay un espacio para las celebraciones litúrgicas. En la gran iglesia superior se celebra la glorificación de María en los distintos continentes a través de los siglos.

Muzio pensó también en una abertura central de manera que las dos iglesias se fundieran en una sola… La gran cupula sobre la nave alcanza una altura de sesenta metros. Fue proyectada para representar un lirio blanco, uno de los símbolos iconográficos de la Virgen María. En las paredes de la nave central hay mosaicos donados por las diversas comunidades católicas del mundo. Tras las excavaciones arqueológicas del siglo pasado, se decidió dejar expuestas las antiguas ruinas, para dar más realce al lugar venerado desde los primeros siglos del cristianismo.

Hay fragmentos visibles de muros y mosaicos sobre las ruinas del antiguo lugar de oración y de la iglesia bizantina. Junto a la Basílica de la Anunciación, se encuentra el Museo Franciscano, que muestra los objetos encontrados en las excavaciones de la Gruta de la Anunciación y en la zona en torno a la ciudad vieja de Nazaret.

Tras las Huellas de Jesús es una video serie sobre los lugares santos por los que pasó Jesucristo. Te contaremos un poquito sobre su historia y las vivencias que Jesús tuvo en cada lugar.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.