Aleteia

Los ángeles que socorren a mujeres esclavas y obligadas a prostituirse 

Comparte

Premian en Italia a Gabriella Bottani, monja que lucha contra traficantes de mujeres

«Por la dedicación total con la que se ha comprometido durante años a la prevención, la conciencia y la lucha contra la trata de seres humanos”, así argumentó el gobierno italiano, el premio concedido a sor Gabriella Bottani, 55 años, Milán, este viernes 20 de diciembre 2019. 

La monja comboniana recibirá la medalla ‘Oficial al Orden de Mérito de la República Italiana’ por su lucha volcada a sacar de las calles a mujeres indefensas, víctimas del tráfico humano, obligadas a prostituirse o esclavizadas por parte de traficantes y mafiosos en Italia y en Europa.

GABRIELLA BOTTANI
talithakum.info

Sor Bottani, por años ha sido misionera en Brasil, es la coordinadora de “Talitha Kum”, una red internacional contra la trata de seres humanos organizada por la Unión Internacional de las Superioras Generales, es decir, la organización que reúne a las líderes de las principales ordenes femeninas de la Iglesia Católica en el mundo. 

En efecto, el premio es también un reconocimiento a las monjas que enfrentan el frío de la noche, las insidias de la calle y los ataques de malhechores que vigilan para que las mujeres nigerianas,  albanesas o sudamericanas produzcan dinero vendiendo sus propios cuerpos. 

El premio asimismo es un reconocimiento a la valentía de las religiosas que cada día se ‘juegan la vida’ – como dice el papa Francisco – por los desvalidos y las víctimas del comercio de carne humana. La santidad de la puerta de al lado (Gaudete Exsultate, 6), cumpliendo la propia misión. 

Contra la red criminal internacional de la trata, se contrapone otra, conformada por 2000 mujeres consagradas; una red de ángeles con el hábito religioso, organizadas para acabar con el flagelo del tráfico, muchas veces, develando la injusticia de llevar ‘cadenas opresoras’ que las mismas víctimas parecen no percibir debido a su vulnerabilidad física y psicológica y reeducando, sensibilizando a los mismos ‘clientes’ del tráfico.

Cabe recordar que el papa Francisco  ha pedido perdón porque la mayoría de las veces, los que pagan por este dolor son hombres católicos. Lo hizo durante el pasado Sínodo dedicado a los jóvenes, luego de escuchar la tragedia de una mujer nigeriana víctima del tráfico de seres humanos. 

«Talitha Kum» es una expresión presente en el Evangelio de Marcos que significa: «niña, te digo, levántate». La organización opera en 77 países para llevar a cabo actividades para combatir a los traficantes, para trabajar en la recuperación y reintegración, incluidas actividades sociales y laborales para ayudar a las víctimas. 

«Me gustaría dedicar este reconocimiento a las muchas personas religiosas y no católicas y a otras religiones que dedican su vida cotidiana a construir un mundo mejor«, declaró a través de un comunicado, Sor Bottani, mientras se encuentra en un lugar apartado para realizar un retiro espiritual, pues «oración y silencio», dijo, son su «fuente» para continuar en este compromiso. «La fe en Cristo siempre me ha apoyado y continúa haciéndolo».

nun human trafficking
© Lisa Kristine / Nuns Healing Hearts
A nun gives a hand to a victim of human trafficking

El presidente de la República de Italia, Sergio Mattarella, otorga anualmente este reconocimiento al Mérito dedicado al esfuerzo de ciudadanos y ciudadanas italianas que se han distinguido por actos de heroísmo, por su compromiso solidario, de ayuda, de cooperación internacional y de protección de los niños y de los más vulnerables.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.