Aleteia

Qué hacer cuando te sorprende una escena de sexo mientras ves TV con tus hijos

FAMILY,TELEVISION,HOME
Shutterstock
Comparte

El mejor consejo: mantén la calma

Muchas películas y series están llenas de escenas de sexo, si no es explícito, al menos implícito. ¿Alguna vez te has preguntado si, si tuvieras que elegir, preferirías que tu hijo viera una película con escenas de violencia o sexo? Muchos preferirían la primera opción, que es bastante paradójica.

Sin embargo, la sexualidad es agradable, y la violencia no lo es en absoluto. Bueno, el sexo que se muestra en el cine no es algo bonito en ningún caso, y ese es el problema. En el contenido de televisión (y otros), generalmente se presenta como un sustituto instantáneo de lo que debería ser lo más preciado: el amor.

Los niños necesitan una explicación tranquila

Aunque deberíamos hablar con nuestros hijos sobre el sexo lo suficientemente temprano, los padres a menudo retrasan este «asunto desagradable» principalmente por su propia vergüenza y porque no se sienten seguros de cómo hacerlo.

Así sucede que los niños se enfrentan a temas de sexualidad por primera vez en los pasillos de la escuela, el celular, la computadora, la televisión y otras pantallas. En ese momento, se enfrentan a estímulos fuertes, que no son capaces de manejar a su edad.

Entonces, ¿qué pasa si hay una escena de sexo clara en la película que estamos viendo con nuestro hijo?

Natasha Ropret, terapeuta matrimonial y familiar, nos aconseja responder con calma. El niño se puede ver abrumado emocionalmente, porque puede responder al contenido sexual con conmoción y negación, mientras se preocupa porque este contenido está prohibido, a la vez que es atractivo y excitante.

Una explicación apropiada y tranquilizadora de que se trata de una relación entre dos adultos y que dicho contenido no es apropiado para su edad le ahorrará al niño la vergüenza y el sentimiento de culpa que de otra manera le sobrevendría. Por lo tanto, en el caso de una escena inesperada de sexualidad, no entremos en pánico, sino hablemos con el niño sobre sus sentimientos y experiencias.

¿Sexo feliz o solo placer?

Es importante que el adolescente o el niño puedan distinguir críticamente entre la sexualidad sana, que enriquece la relación entre dos personas, las conecta, las hace felices y da a luz una nueva vida, y una sexualidad que se muestra únicamente como la búsqueda de placer.

Natasha Ropret agrega: “La exposición temprana a una imagen distorsionada de la sexualidad, que los jóvenes no pueden poner en un contexto semántico, mientras regulan sus sentimientos y su cuerpo, puede conducir a disfunciones sexuales en los niños, incomodidad en las niñas y problemas de intimidad de ambos sexos, y hasta a veces hacerlos dependientes de la pornografía. Como cualquier adicción, ofrece una oportunidad poco saludable para desconectarse del mundo real y dopar el cerebro, a menudo congestionado, del adolescente».

Presta atención a clasificación de las películas

Por lo tanto, los niños y adolescentes deben evitar ver televisión con escenas de sexo inapropiadas. A decir verdad, esto también es cierto para los adultos, ya que nos perjudica tanto como a ellos. En cualquier caso, en una conversación relajada, se debe decir al niño o al adolescente que el sexo no es algo sucio, pero tampoco es lo que intentan retratar en las películas.

«Un sexo saludable y apacible entre dos es un lugar donde tenemos que aparecer ‘desnudos’ ante el otro, como realmente somos, con todos los miedos, errores, fracasos, así como con nuestra belleza interior. Es la belleza intrínseca entre los dos lo que crea una vulnerabilidad que lleva a la pareja a una conexión profunda e íntima”, dice Ropret, y agrega que cualquier sustituto del amor, incluso si se ve en una película, crea en la mente una imagen irreal.

El artículo se publicó por primera vez en Naši družini, y fue traducido y adaptado para la edición española de Aleteia por Maria Veronica Degwitz.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.