Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 14 abril |
Beato Pedro González (san Telmo)
home iconEspiritualidad
line break icon

Francisco: Basemos nuestra vida en el Señor y no en la apariencias

CLIMB

Di Photobac|Shutterstock

Vatican News - publicado el 05/12/19

No construyamos nuestra vida sobre cosas pasajeras, sino en la "roca" que es el Señor y ahí seremos felices: es la invitación en la homilía del Papa en la Casa Santa Marta, inspirada en el Evangelio de Mateo: "Confíen en el Señor siempre, porque el Señor es una roca, una roca eterna”

«El elogio de la solidez» está en el corazón de la liturgia de hoy, con el Evangelio de Mateo (Mt 7,21.24-27) en el que Jesús compara al hombre sabio con el hombre insensato: uno, pone al Señor como fundamento de su vida, construyendo su casa sobre roca, el otro no escucha la Palabra de Dios y vive de apariencias, construyendo así su casa sobre un fundamento débil, como puede ser la arena.

El Señor es la roca segura y fuerte

De ahí se desarrolla la homilía que el Papa pronuncia en la misa de la mañana en la Casa Santa Marta del Vaticano, en la que pide reflexionar precisamente sobre la «sabiduría y la debilidad».

Es decir, pensar en cuál es la base de nuestras esperanzas, de nuestras seguridades y de nuestra vida, y pedir la gracia de saber discernir en dónde está la roca y dónde la arena:

La roca. Así es el Señor. Quien confía en el Señor estará siempre seguro, porque sus cimientos están sobre la roca. Es lo que dice Jesús en el Evangelio.

Habla de un hombre sabio que ha construido su casa sobre roca, es decir, sobre la confianza en el Señor, sobre cosas serias. Y también esta confianza es un material noble, porque la base de esta construcción de nuestra vida está segura, es fuerte. 




Te puede interesar:
Papa: El testimonio cristiano es sal y luz, no a las seguridades artificiales

Las apariencias son la arena sobre la cual la vida cristiana se derrumba

El sabio es, por lo tanto, quien construye sobre roca, al contrario, el insensato -prosigue Francisco- es quien escoge la «arena que se mueve» y que es barrida por los vientos y la lluvia.

Así es también en la vida cotidiana, en los edificios que se construyen sin buenos cimientos y, por lo tanto, se derrumban, y en nuestra existencia personal:

Y también nuestra vida puede ser así, cuando mis cimientos no están fuertes. Viene la tempestad -y todos nosotros tenemos tempestades en la vida, todos, desde el Papa hasta el último, todos- y nosotros somos capaces de resistir.

Y muchos dicen: «No, yo cambiaré mi vida» y piensan que cambiar de vida es maquillarse. Cambiar de vida es ir y cambiar los cimientos de la vida, es decir, poner la roca que es Jesús.

«Yo quisiera restaurar esta construcción, este edificio, porque está muy feo, muy feo y quisiera embellecerlo un poco y también asegurar sus cimientos». Pero si repito el maquillaje y hago algo «al ahí se va», la cosa no continúa; caerá. Con las apariencias, la vida cristiana se derrumba.

Discernir entre roca y arena

Solo Jesús es el fundamento seguro, las apariencias no ayudan, y esto se ve también en el confesionario -es el ejemplo que da el Papa-.

Solo quien ahí se reconoce pecador, débil, deseoso de salvación, demuestra tener una vida basada en la roca, pues cree y cuenta con Jesús como salvación.

Hay que convertirse, por lo tanto, a lo que no se derrumba y no pasa: le sucedió así a san Francisco Borja en el 1500, cuando este ex caballero de la corte, frente al cuerpo deshecho de la emperatriz Isabel tomó conciencia de la caducidad y la vanidad de las cosas terrenas y escogió al Señor y se volvió santo.


ST FRANCIS XAVIER

Te puede interesar:
San Francisco de Borja: El jesuita misionero de Oriente

Nosotros no podemos construir nuestra vida sobre cosas pasajeras, sobre las apariencias, sobre el pretender que todo va bien. Vamos a la roca, donde está nuestra salvación. Y ahí seremos felices todos. Todos.

La oración a la que el Papa nos invita a cada uno de nosotros en este día es a pensar en qué fundamentamos nuestra vida, si es en la sólida roca o en la vana arena, pidiendo al Señor la gracia de saber discernir.

Por Gabriella Ceraso

Tags:
confianzafehomiliapapa franciscosanta marta
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MIRACLE
Maria Paola Daud
Mateo se perdió en el mar… ¡y apareció en brazos de papá!
2
Dicas de amor
Una hermana es más que una amiga, es la mitad de nuestro corazón
3
MIGRANT
Jesús V. Picón
El niño perdido y hallado en pleno desierto que invita a reflexio...
4
RIVELAZIONE
Maria Paola Daud
La Virgen que se apareció en Roma, revelándose a un adventista
5
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
6
SANDOKAN
Inma Álvarez
La verdadera historia de Sandokán: era español y obispo
7
SATAN SHOES
Adriana Bello
Las zapatillas de Satanás no son un juego
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.