Aleteia

El «bebé milagro» estrella del fútbol americano colegial

DOBBINS
Gregory Shamus | AFP
Comparte

La tarde en que J.K. Dubbins hizo otro milagro

Se enfrentaban dos grandes equipos de futbol americano colegial: los Buckeyes de la Universidad Estatal de Ohio (con un récord de 12-0) y los Wolverines de la Universidad de Michigan (9-3) el sábado 30 de noviembre.

Ese día, portando el número 2 en su jersey, el joven running back de los Buckeyes de la Universidad de Ohio, J. K. Dubbins (20 años), llevó el ovoide en 31 ocasiones, ganó 211 yardas por tierra, y realizó cuatro anotaciones con lo que su equipo venció al de Michigan 56 a 27.

Quizá la historia hubiera quedado ahí: una hazaña más, casi un milagro para un corredor tan joven enfrentándose a un equipo tan fuerte como Michigan, el haber hecho cuatro anotaciones en un solo partido.

Pero el comentarista de la cadena Fox, Gus Johnson, que estaba trasmitiendo el partido, dio la “exclusiva” del joven jugador de futbol americano colegial: era llamado por su madre, Mya Grounds ,“bebé milagro”.

La razón de este apelativo la contó el comentarista de Fox: cuando tenía 18 años, la mamá de J.K. (cuyo verdadero nombre es J’Kaylin) había acudido a una clínica para practicarse un aborto. Sin embargo, en último momento desistió de llevar a cabo sus planes.

Mientras la cámara enfocaba a J.K Dubbins recibiendo la felicitación de sus compañeros, el comentarista de Fox dijo: “El bebé se ha convertido en este joven… al que ella (su madre) le llama bebé milagro”’.

La historia del «Bebé milagro»

J. K. nació en Houston (Texas), el 17 de diciembre de 1998; mide 1:78 y pesa 98 kilogramos, lo que da idea de su fuerza y su capacidad para romper tacleadas en un deporte en el que los corredores a menudo ganan yardas eludiendo con rapidez a los defensivos contrarios.

Para muchos espectadores del juego –millones, pues se enfrentaban dos equipos de los llamados “big ten”, es decir, los diez grandes de la Asociación Nacional Colegial de Estados Unidos—el comentario de Johnson estuvo “fuera de lugar”.

Ellos hubieran querido que relatara, simplemente, el puntaje ganado por Dubbins y su hazaña combinada de 211 yardas por tierra y 49 yardas por pases del quarterback.

Sin embargo, sitios como Live Action News escribieron lo siguiente: “Afortunadamente, la historia de J.K. Dobbins, el «bebé milagro» de su madre Mya, que contó en el transcurso de varios segundos un locutor de Fox en una transmisión en vivo, salvará más vidas de las que cualquiera podría haber imaginado”.

Quizá sí lo imaginó. Y quizá si haya salvado a muchos futuros corredores o pasadores o defensivos del deporte colegial más apreciado y seguido en la televisión de Estados Unidos.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.