Aleteia

¡Quito tiene nueva Reina!: “Los tiempos de Dios son perfectos”

ESTEFANIA BARRENO SEVILLA
quitoesprimero
Comparte

Lo dijo Estefanía Barreiro, la primera Reina de San Francisco de Quito (Ecuador)

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Ya no es más un simple concurso de belleza, pues en 2019 ha tenido un sorprendente viraje. Se trata del certamen Reina de San Francisco de Quito, evento que este 28 de noviembre coronó a su primera ganadora.

Efectivamente, Andrea Estefanía Barreno Sevilla se ha transformado en la primera Reina bajo la nueva modalidad de un concurso que se ha empezado a focalizar en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas 2030, además de cuestiones como la erradicación de violencia contra la mujer o medioambientales.

 

 

La gala, expresan medios como El Comercio, se realizó en el Teatro Bolívar, sitio ubicado en el Centro Histórico de la capital ecuatoriana y estuvo organizado por la Fundación Reina de San Francisco de Quito, entidad que luchó para que el concurso se pudiera seguir realizando luego de una férrea oposición de parte de la Alcaldía de Quito.

Entre otras cosas, cuando se propuso eliminar el concurso, se argumentaba el tema de la cosificación de la mujer

“Reconocemos a la mujer como un ser humano integral y diverso, la belleza es subjetiva y no debe ser evaluada ni encasillada”, señalaba el Municipio de Quito.

Sin embargo, desde la Fundación Reina de Quito se salió rápidamente al cruce, comenzó a trabajar para que el concurso se continuara realizando con apoyo de privados, pero con un nuevo enfoque.

“No podemos dejar de tener una Reina de Quito que se ha destacado por ser una mujer empoderada, con liderazgo y calidad humana, comprometida y luchadora, con ímpetu de trabajo en beneficio de los grupos de atención prioritaria”, subraya un mensaje de la fundación.

 

 

Un nuevo énfasis, una nueva mirada

Es por todo esto que la selección de las candidatas se llevó a cabo con la delicadeza de que los formularios de postulación se presentaran diversos proyectos relacionados con la educación, emprendimiento, medioambiente, entre otros.

En ese sentido, la ganadora de esta primera edición tiene 26 años y estudió Nutriología en la Universidad Internacional. En cuanto a su proyecto, recuerda la fundación, se destaca la sensibilización y concientización a los jóvenes sobre el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

 

 

«Siempre he pensado que los tiempos de Dios son perfectos. Orgullosamente, puedo decir que he puesto la corona al servicio de los grupos más vulnerables. Me regalaron el mejor año de mi vida, sonrisas y palabras de aliento», relató la flamante reina, que tal cual prosigue la crónica de El Comercio,  «caminó hacia el escenario y se despidió durante algunos segundos de la ciudadanía”.

 

 

 

 

 

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.