Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 18 abril |
Santa María de la Encarnación
home iconActualidad
line break icon

Posible beatificación de un gran patriota argentino

URBANC

Facebook-prensa.obispadocatamarca

Esteban Pittaro - publicado el 25/11/19

Aprueban médicamente milagro que podría significar la beatificación de un prócer argentino

Un milagro atribuido a la intercesión del venerable Mamerto Esquiú, fraile argentino conocido por ser el orador de la Constitución, fue aprobado por la comisión médica internacional este jueves 21 de noviembre en el Vaticano. “Ha sido una discusión cerrada, que llevó su tiempo, pero finalmente todos los médicos, por unanimidad, han declarado que no tiene explicación científica”, explicó el vicepostulador, Fray Marcelo Méndez.

Ya el año pasado el Papa Francisco había expresado en una reunión con el Obispo de Catamarca Luis Urbanc su alegría por el posible avance en la causa y su anhelo de que “cuanto antes podamos tener beatificado a Fray Mamerto”. Esquiú, más allá de su contribución a la unidad nacional, es reconocido como un prócer en su provincia.

Fray Mamerto fue probablemente el más encendido orador involucrado en el proceso de conformación de la patria argentina. Ya concluido el proceso independista, los territorios nacionales no acordaban los cimientos que querrían para la patria naciente, y se involucraban en disputas a veces fratricidas. En ese contexto a veces anárquico y propenso al despotismo, proclamó en su provincia el sermón del 9 de julio de 1853, 37 aniversario de la Declaración de la Independencia. Conocido como el sermón de la Constitución, que se acababa de promulgar pero cuya discusión no cesaba, el calor de sus palabras recorrió pronto del país, y coinciden los historiadores, sirvieron como pocas, o ningunas, para la unidad nacional, llamando a la “sumisión a la ley, una sumisión pronta y universal, sumisión que abrace desde este momento nuestra vida”. Incluso para los católicos que dudaban en reconocer una ley nacida del poder civil:

“¿Por qué ha de presentarse al pueblo, que carece de discernimiento como un problema nuestra augusta y eterna religión? ¿Cómo, señores, se entregan nuestras masas a todo viento de doctrina? ¿Por qué la generación presente no ha de tener exclusivamente el derecho de iniciar a la que viene en sus principios, en sus creencias, en sus dogmas; enseñanza sublime que liga a lo pasado con lo venidero, y que concreta en un punto todos los siglos? ¡ah! yo junté mi corazón con el vuestro para lanzar esos gemidos y con vosotros estrecho en mis brazos mi religión, la religión de mis padres, la religión de caridad, de mansedumbre, de castidad, de todas las virtudes; la religión que cortejan todos los siglos y las más evidentes demostraciones, que nos buscó en nuestros desiertos y nos trajo a la civilización, y a nombre de esta religión sublime y eterna, os digo, católicos: obedeced, someteos, dad al César lo que es del César, y a Dios lo que es de Dios”.

ESQUIU
Public domain

En tiempos de difíciles acuerdos, Fray Mamerto abogaba desde el sentido común a pensar en el interés común:

”No hay un hombre, que no tenga que hacer el sacrificio de algún interés; y si cada uno adopta la constitución, eliminando el artículo que está en oposición a su fortuna, a su opinión, o a cualquiera otro interés, ¿pensáis que quedaría uno sólo? ¿Quedaría fuerza ninguna, si cada uno retira la suya? ¿Quedaría en la carta constitucional la idea de soberanía que supone, si cada individuo, hombre, o pueblo fuese árbitro sobre un punto cualquiera que sea?”

Pero la retórica de Fray Mamerto no fue lo único de su vida que explica que tras su muerte su fama de santidad sobreviva al día de hoy. Por obediencia, aceptó ser ordenado Obispo para Córdoba, pero no admitió honores excesivos en la celebración de su consagración episcopal. Acató el vestir zapatos en vez de sandalias, pero se negó a una lujosa recepción; antes bien, prefirió que esos dineros sean destinados a los pobres.

Como Obispo vivió de acuerdo a lo que predicó, al servicio particular de los más vulnerables, honrando además el hábito franciscano que vistió, curiosamente, desde los 5 años, ya que su madre así lo había prometido si curaba de una enfermedad.

Previo a la beatificación, la comisión teológica deberá analizar el milagro, y si ésta lo aprueba, será el Sumo Pontífice el encargado de promulgar la beatificación. Pero beato o no, Mamerto Esquiú es una figura siempre necesaria para la Argentina, más aún en tiempos de grieta y desunión como los actuales.


ESQUIU

Te puede interesar:
Toda su vida (desde niño) vistió sólo el hábito franciscano

Más información en: https://es.aleteia.org/2018/05/16/toda-su-vida-desde-nino-vistio-solo-el-habito-franciscano/

Tags:
argentinabeatificacion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Miriam Díez Bosch
¿Un santo en el Titanic?
2
PADRE PIO
Philip Kosloski
Cuando Padre Pío rezaba por alguien, decía esta poderosa oración
3
JORDAN PETERSON
Benito Rodríguez
El encuentro con Dios de un psicólogo best-seller
4
SANTI MARATEA
Esteban Pittaro
Santi Maratea: De la tragedia del aborto al máximo orgullo por el...
5
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.