Aleteia

Papa en Tailandia pide extirpar el flagelo de la explotación y abuso de mujeres y niños

Comparte

En su primer discurso ante las autoridades solicita «artesanos de hospitalidad» y “sociedades justas, sensibles e incluyentes”

Papa Francisco comenzó su viaje a Tailandia mostrando que en un mundo que debe enfrentar “problemas globales que abarcan a toda la familia humana” es necesario desarrollar “un firme compromiso con la justicia internacional y la solidaridad entre los pueblos” para construir “sociedades justas, sensibles e incluyentes” capaces de escuchar el grito de los hermanos que necesitan ser liberados del “yugo de la pobreza, la violencia y la injusticia”.

Ante las Autoridades, la Sociedad Civil y el Cuerpo Diplomático de Tailandia este 21 de noviembre el Papa pidió “artesanos de la hospitalidad”: “Hombres y mujeres comprometidos con el desarrollo integral de todos los pueblos dentro de una familia humana que se comprometa a vivir en la justicia, la solidaridad y la armonía fraterna”.

“Como nación multicultural caracterizada por la diversidad” explica el Papa “Tailandia reconoce, desde hace tiempo, la importancia de construir la armonía y la coexistencia pacífica entre sus numerosos grupos étnicos, mostrando respeto y aprecio por las diferentes culturas, grupos religiosos, pensamientos e ideas”.

Por todo ello mostró su apoyo a la iniciativa de crear una Comisión Ético-Social con todas las religiones del país una muestra de “la importancia y la urgencia de promover la amistad y el diálogo interreligioso”.

“Quiero comprometer personalmente todos los esfuerzos de la pequeña pero viva comunidad católica, para mantener y promover estas características tan especiales de los Thai, presentes en vuestro himno nacional: pacíficos y cariñosos, pero no cobardes; y con el propósito firme de enfrentar todo aquello que ignore el grito de tantos hermanos y hermanas nuestros que anhelan ser liberados del yugo de la pobreza, la violencia y la injusticia. Esta tierra tiene como nombre libertad”

En su discurso dos problemas de gran actualidad salieron a relucir:

Migración, problema moral

Papa Francisco reiteró que nos encontramos ante una crisis migratoria que “no puede ser ignorada”. Una crisis que vive Tailandia de primera mano.

“Hago votos, una vez más, para que la comunidad internacional actúe con responsabilidad y previsión, pueda resolver los problemas que llevan a este éxodo trágico, y promueva una migración segura, ordenada y regulada. ”

La lucha contra la explotación

En su discurso también estuvieron presentes “aquellas mujeres y niños de nuestro tiempo que son particularmente vulnerados, violentados y expuestos a toda forma de explotación, esclavitud, violencia y abuso”:  “Manifiesto mi reconocimiento al gobierno tailandés por sus esfuerzos para extirpar este flagelo, así como a todas aquellas personas y organizaciones que trabajan incansablemente para erradicar este mal y ofrecer un camino de dignidad. ”

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.