Aleteia

Virgen del Quinche: Explosión fe y devoción en Ecuador

EL QUINCHE
Facebook-Nuestra Señora de El Quinche. -Quincheñita
Comparte

El santuario de la Virgen del Quinche vivió días llenos de agradecimientos, plegarias y hasta de una situación triste como la muerte de un peregrino. Revive en imágenes esta fiesta tradicional

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

Muchos llegaron caminando y cansados. Pero los rostros se transformaron ni bien llegaron al popular santuario de El Quinche para celebrar los 418 año de una particular devoción a la Virgen.

Es que cada año son miles los peregrinos que llegan a Quito desde varios puntos de Ecuador para rendir honor Nuestra Señora de la Presentación de El Quinche –advocación representada en una famosa escultura de madera-  en su santuario.

“Existe mucha devoción. Aquí camina gente de toda condición social, hombres, mujeres, niños en coches; es la fe la que nos mueve”, expresó un devoto al medio local La Hora.

Pero no solo fieles ecuatorianos llegaron al lugar para vivir las romerías y celebraciones religiosas en el marco de esta festividad.  Tal es el caso de los colombianos Fernanda Díaz y Víctor Manuel Flores.

 «Nos enteramos de los milagros de la Virgen por unos amigos y por eso estamos acá”, señaló la mujer a ese medio

A continuación la fiesta en imágenes:

 

 

¿Conoces la historia de esta advocación?

La imagen de Nuestra Señora de la Presentación del Quinche es una hermosa escultura en madera, tallada en el siglo XVI por Don Diego de Robles, extraordinario artista al que se deben otras imágenes de María de gran popularidad y veneración.

Conoce más de sus historia aquí

La imagen fue coronada en 1943 y su fiesta se celebra el 21 de noviembre.  El templo actual fue declarado Santuario Nacional en 1985.

La muerte de un peregrino

La nota triste de la jornada, tal vez, es lo acontecido con un hombre de 72 años. Según informan medios como El Comercio, este peregrino murió de un paro cardiorrespiratorio al recostarse en el césped del Campo Mariano.

Su muerte, confirmada inmediatamente por los paramédicos luego de que la Policía lo advirtiera, forma parte de una nota singular en medio de una auténtica explosión de fe.

Recemos por este hombre y por los miles de peregrinos que ponen toda su confianza y ardor para llegar a los pies de la Virgen. He aquí un pequeño homenaje también a tanta persistencia y devoción.

Famosas advocaciones marianas América Latina en imágenes: 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.