Aleteia

Por un día McDonald’s y Burger King no fueron competencia

FAST FOOD
Wikipedia
Comparte

La cooperación por una buena causa los unió… y el público lo agradeció.

¿Serías capaz de favorecer a tu competidor? En la vida no siempre tu rival es tu enemigo. Así lo entendieron McDonald’s y Burger King, con una campaña muy sorprendente. Y el éxito hizo que repitieran la experiencia.

En 2015, para celebrar el Día Mundial de la Paz (21 de septiembre), crearon el Mac Whopper, un bocadillo de hamburguesa elaborada con la mezcla de los ingredientes de sus respectivos productos estrella, el Big Mac y el Whopper.

En el envoltorio, el mensaje estaba claro: «Peace One Day» (paz un día).

La hamburguesa se vendió en Atlanta, a medio camino entra las sedes de los dos gigantes, fue anunciada en varios medios de comunicación y se creó una web específicamente para hablar de ello (www.mcwhopper.com, hoy desactivada).

Los beneficios de aquella campaña se destinaban a oenegés que trabajan por la paz y la sorpresa gustó enormemente a sus clientes.

SHAKING HANDS
Tim Brown | CC

En 2017, quisieron repetir experiencia, esta vez en Argentina y por otra buena causa: la lucha contra el cáncer.

El 10 de noviembre de aquel año, Burger King sorprendió al público en sus establecimientos con el «Día sin Whopper». ¿Cómo era posible que no ofrecieran su producto best seller?.

Esta vez lo que se proponían los directivos de Burger King era enviar a sus clientes a los establecimientos de McDonald’s, porque ahí se celebraba el McHappy Day y todos los beneficios de aquella jornada se destinaban a la atención de niños con cáncer. Los clientes, primero desconcertados, enseguida empatizaron con la propuesta.

¿Consiguen limpiar así su imagen de marcas de «comida basura»? Los investigadores creen que tener un gesto de colaboración con la competencia es beneficioso a todos los niveles.

La publicación «Branding Strategy Insider» detectó tres efectos positivos en este tipo de campañas:

  1. Los clientes ven que las marcas no solo se mueven por dinero. Ayudar a construir la paz o luchar contra el cáncer son objetivos trascendentes y eso genera empatía.
  2. La marca se «humaniza». El público detecta que al otro lado hay una empresa con corazón.
  3. Crean reciprocidad. El cliente que comprueba las buenas prácticas de una empresa, tiende a generar agradecimiento y, como consecuencia, se ve movido a repetir la experiencia de compra.

Primero las personas

Por encima de todas esas razones, sobrevuela una idea más sencilla pero más profunda: primero son las personas.

El público conecta con las empresas que trabajan en favor de las personas. Y no solo eso: ¿a quién no le gustaría trabajar en una empresa que lleva a cabo acciones como estas?

Tesla anima a sus posibles competidores

A comienzos de este año, la empresa de automoción Tesla -líder en vehículos eléctricos- anunció que no iba a emprender acciones legales contra quien empleara las patentes de sus coches, baterías domésticas y placas solares como gesto en favor de la lucha contra el cambio climático.

AUTONOMICZNY SAMOCHÓD
Roberto Nickson/Unsplash | CC0
Vehículo es líder mundial en tecnología para una conducción sostenible.

Tal como había ocurrido con MMcDonald’s y Burger King, la buena reputación de Tesla y su presidente (Elon Musk) ha aumentado.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.