Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Biden lucha por el voto de los católicos: ¿lo logrará?

JOE BIDEN
Michael F. Hiatt - Shutterstock
Comparte

Las elecciones para la presidencia de Estados Unidos en 2016 fueron, finalmente, decididas por la intervención directa del voto católico

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

El que fuera vicepresidente en el segundo período de Barack Obama, Joe Biden, actual precandidato demócrata para las elecciones del próximo año, lo sabe muy bien. La postura sobre el tema de temas en Estados Unidos, el aborto, le puede dar, otra vez, la victoria a Trump, tal y como sucedió en las anteriores elecciones.

En el período electoral, los católicos estadounidenses se decantaron por el republicano, no porque fuera un hombre de una ética intachable, sino porque sabían que iba a defender el tema de la vida si no por convicción personal, por mera estrategia política.

Y lo ha hecho así durante su mandato. Ha llevado a la Corte Suprema jueces abiertamente antiaborto y ha luchado, con los católicos, para frenar el aborto en estados donde los republicanos son gobierno.

Comunión negada

Biden ya recibió el primer golpe mediático en su contra. El pasado domingo 27 de octubre al ex vicepresidente de Estados Unidos no se le permitió comulgar en una parroquia de Carolina del Sur, justamente por su apoyo al aborto.

Fue el padre Robert Morey, párroco San Antonio, en la ciudad de Florence, quien se la negó. Morey le dijo al diario Florence Morning News que le había negado a Biden la comunión porque “cualquier figura pública que defienda el aborto se pone a sí misma fuera de la enseñanza de la Iglesia”.

La nota circuló rápidamente, auspiciada por el equipo de campaña de Donald Trump, y recibió tanto adhesiones como rechazos. Por ejemplo, el cardenal de Nueva York, Timothy Dolan, dijo que él, particularmente, no se la hubiera negado.

Recientemente, Biden asistió a la universidad católica de Dubuque, Iowa, y habló de la fe, la esperanza y el alma de Estados Unidos, temas que se basan en su educación religiosa católica y con los que estaría buscando arrebatarle en el 2020 el voto católico a Trump.

¿Qué tan decisivos son los votos católicos?

Según los analistas de la política estadounidense, los votantes católicos podrían ser uno de los factores decisivos para determinar si los demócratas ganan la Casa Blanca en 2020.

Por ello mismo Joe Biden, católico de 76 años educado por monjas en Scranton, Pensilvania, está haciendo un intento abierto de recuperarlos. Y fue en Dubuque, una ciudad históricamente católica en el río Mississippi, donde volvió a la carga.

Dubuque es un condado que había votado a favor de cada candidato demócrata desde las elecciones que llevaron al católico John F. Kennedy a la presidencia. La racha se rompió en 2016, cuando los habitantes del condado votaron por Trump.

Por eso mismo Biden fue a la universidad de Dubuque, para tratar de mandar un mensaje al 22 por ciento de la población estadounidense (los católicos) que se encuentran en la indecisión sobre por quién votar en 2020.

Roma en Estados Unidos

El gesto de Biden tiene una enorme carga simbólica. Dubuque, con 58.000 habitantes, es la ciudad más pequeña del país que alberga una arquidiócesis.

Sus colinas, muchas iglesias y dos colegios católicos, la Universidad Clarke y el Colegio Loras, también le han dado el sobrenombre de “Roma de América”.

El condado de Dubuque es 53 por ciento católico, según un censo de adherentes religiosos de 2010. Es, apenas, uno de los 74 condados predominantemente católicos en Estados Unidos y es, para Biden, el intento por recobrar lo perdido en 2016 con la candidatura de Hillary Clinton.

Ciertamente, su postura abierta en torno al aborto seguirá siendo un lastre para las próximas elecciones. Y eso lo sabe Trump, un presidente pragmático y que no dejará pasar la oportunidad de agenciarse el voto católico, aunque él no lo sea.

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.