Aleteia

Venezuela y el «Abrazo en Familia», la sutil respuesta a los promotores del aborto

VENEZUELA
Comparte

“La familia es la constructora de una nueva sociedad” ratificó el lema de la campaña “Abrazo en Familia” que culminó este 10 de noviembre en Venezuela. “El abrazo es un gesto de amor que implica donación y entrega”

Haga click aquí para abrir el carrusel fotográfico

“La familia es el camino (no “un” camino) para construir la sociedad”, afirmó monseñor Fernando Castro Aguayo, obispo de Margarita y presidente de la Comisión Episcopal de Familia e Infancia, de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV), en su reflexión dirigida a la “Campaña Abrazo en Familia 2019” que culminó este domingo 10 de noviembre.

Como ya es costumbre desde hace 29 años, la CEV a través de este departamento realizó durante una semana la Campaña Abrazo en Familia que esta vez inició el 3 de noviembre con celebraciones eucarísticas y actividades formativas y motivadoras de la familia en diversas parroquias, teniendo por lema: “La familia constructora de una nueva sociedad”.

La familia es el camino para que un país, una sociedad esté ordenada, compuesta por hombres educados en las virtudes familiares”, publicó el obispo de Margarita. “Pudiéramos decir: “tales sociedades, tales familias”, sin embargo, eso no es así, porque la palabra “Abrazo” que define este programa de la Conferencia Episcopal expresa afecto, cercanía y superación de dificultades”, sostuvo.

Para el prelado venezolano, “se hiere a la familia cuando en nombre de la “libertad”, se patrocina el aborto, se ven a los ancianos como objetos descartables porque son como una carga, o cuando se permite infidelidades y traiciones”.

Monseñor Fernando Castro propone luchar por la familia y abrazarla. “Por la familia hay que luchar, hay que abrazarla: es indispensable y requiere además de la ayuda de Dios para superar las dificultades”.

 

VENEZUELA
ParroSanBenito | Twitter

Creyentes activos y vinculados a la campaña

Con la etiqueta #Abrazoenfamilia2019, la CEV, centros educativos y laicos en general apoyaron la campaña con diversos mensajes e iniciativas. Un ejemplo de ello ocurrió en la parroquia San Benito de Caracas, que publicó en las redes sociales sus actividades y hasta un agasajo realizaron después de la misa dominical.

En el interior de Venezuela estas actividades no se quedaron atrás. El profesor Luis Carrillo, desde Guasdualito, estado Apure, compartió en Facebook un mensaje de Caritas Elorza: “Un abrazo te llena, te fortalece y rompe las barreras del miedo, un abrazo dice mucho más que mil palabras, reconforta y da serenidad en medio de la angustia. Un abrazo es reconciliación, es diálogo, es esperanza. Feliz día del abrazo en Familia”.

Por su parte, Orlando Revette Ventura, integrante de la pastoral familiar de San Carlos Borromeo de Caracas, alimentó el apoyo al #AbrazoEnFamilia con la siguiente frase: “Un abrazo te llena, te fortalece y rompe las barreras del miedo, un abrazo dice mucho más que mil palabras, reconforta y da serenidad en medio de la angustia. Un abrazo es reconciliación, es diálogo, es esperanza. Feliz día del Abrazo en Familia 2019”.

 

¿De qué se trata el Abrazo en Familia?

“La campaña consiste en un itinerario formativo y de acompañamiento para orientar a las familias sobre cómo sobrellevar las diversas situaciones que les aquejan en medio de la actual realidad del país” anunció en una nota de prensa recibida por Aleteia.

Fundamentalmente, en esta semana la iglesia reflexionó cinco temas: “recuperar nuestro valor como persona y como ciudadano”; “valorar la familia que tenemos, reconstruirla es nuestro deber”; “resaltar el valor del trabajo en esta sociedad en crisis; la fe, elemento transformador de la sociedad”; y “contribuir a la gestación de una nueva sociedad modificando nuestros comportamientos”, explicó el Episcopado Venezolano.

La campaña comenzó en el año 1990, por iniciativa del departamento de pastoral familiar e infancia de la CEV, dedicando desde entonces un día para promover la unión familiar.

Esta vez, la fecha correspondió al 10 de noviembre, y con este gesto, se buscó promover con el cariño, la cercanía y la comunión intrafamiliar”, agregaron desde la CEV.

La intención es consolidar los valores de respeto, amor y fraternidad entre los miembros de la “célula” fundamental de la sociedad. “Ofrecer un abrazo es una acción terapéutica, capaz de aliviar las dolencias físicas, psicológicas y espirituales; es un acto sanador, más aún cuando viene de seres queridos. Con el abrazo, se cultiva el amor desde la sencillez y la humildad, en un gesto de amor que implica donación y entrega”, finaliza.

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.