Aleteia

Este matrimonio ha acogido a 18 niños en su familia

CORDOBA
Capture eldoce | Youtube
Comparte

Licia y Jorge ofrecen un entorno familiar a pequeños desamparados desde hace más de 10 años.

Jorge y Licia viven en el Barrio Smata, en Córdoba (Argentina). Se casaron hace algo más de 10 años y tuvieron 4 hijos. Uno de ellos, una niña, falleció.

Después de nacer el primer bebé, el segundo, el tercero… se vieron capaces de acoger en su casa a otros niños que por diversas circunstancias se encontraban en manos administrativas y en busca de un hogar temporal.

Fue así como se convirtieron en padres de acogida.

La bendición de tener niños en guarda

«Tenemos tres hijos y una en el cielo. Gracias a Dios tenemos la bendición de tener niños en guarda«, declaró Licia al diario «Arriba Córdoba». «Eran chiquitos nuestros hijos cuando empezamos. El primer bebé que recibimos tenía un año y de ahí en más no paramos, uno atrás de otro».

Este matrimonio habla de su experiencia sin darse importancia. Son una familia media, que valora el amor que puedan dar a estos pequeños por encima del lujo material.

Desde hace 10 años son una familia de acogida y esto supone -y lo asumen con humor- que no han dejado de cambiar pañales y de levantarse a medianoche para atender al más pequeño de la casa, que va cambiando de rostro cada pocos meses.

La alegría de ver el amor en ellos

Tanto Jorge como Licia, que en la actualidad cuidan a un bebé de 5 meses, reconocen que con el primero fue duro desprenderse del bebé una vez que hubo transcurrido el tiempo de acogida. Poco a poco aprendieron a encajar cuál era su «papel» en la vida de estas personitas. Pero de todos ellos tienen conocimiento de dónde están ahora y cómo les fue la vida. Licia afirma: «Queda más la alegría de ver que ellos se han transformado del dolor al amor, y se van llenos». 

Calor de hogar hasta que la Justicia decide

Algunos bebés regresan con sus familias biológicas transcurrido un tiempo, otros son dados en adopción. La Justicia argentina se encarga de cada uno y Licia y Jorge, mientras tanto, les han ofrecido el calor de un hogar. Sus hijos biológicos, al mismo tiempo, crecen viendo la generosidad de unos padres como los suyos, y cada vez se hacen más cargo de lo que supone crecer en una familia que ya va por más de 20 miembros, aunque solo haya sido temporalmente.

Esta semana, la familia de Licia y Jorge han sido protagonistas de un reportaje en la televisión como muestra de qué significa ser una familia de tránsito. Y es que a la llamada de las autoridades para atender a 26 niños, se ofrecieron cerca de 500 familias. Aquí pueden verlo:

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.